ÍndiceÍndice  PortalPortal  BuscarBuscar  RegistrarseRegistrarse  ConectarseConectarse  
Bienvenidos
¡Saludos y bienvenidos a Shnicky Novels! Siéntete libre de navegar y definitivamente te recomiendo que leas nuestras historias y veas si este lugar es uno que quizás disfrutes visitar de vez en cuando.
Últimos temas
» Chatters [Shnicky]
The Morning After [Shnicky] EmptyHoy a las 11:05 am por shyni

» In-Flight Entertainment [Shnicky]
The Morning After [Shnicky] EmptyMiér Abr 07, 2021 10:51 am por shyni

» Naughty Bunny [Shnicky]
The Morning After [Shnicky] EmptyMar Abr 06, 2021 11:19 am por shyni

»  Only The Good Die Young [Shnicky]
The Morning After [Shnicky] EmptyLun Abr 05, 2021 11:42 am por shyni

» Questions [Shnicky]
The Morning After [Shnicky] EmptyLun Abr 05, 2021 10:57 am por shyni

» Say Goodbye [Shnicky]
The Morning After [Shnicky] EmptyDom Abr 04, 2021 11:46 am por shyni

» The Date [Shnicky]
The Morning After [Shnicky] EmptySáb Abr 03, 2021 11:10 am por shyni

» Where Do You Want Me To Start?
The Morning After [Shnicky] EmptyVie Abr 02, 2021 11:02 am por shyni

» No seremos amigos nunca más
The Morning After [Shnicky] EmptyMiér Mar 31, 2021 12:12 pm por shyni

Abril 2021
LunMarMiérJueVieSábDom
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  
CalendarioCalendario
Buscar
 
 

Resultados por:
 

 


Rechercher Búsqueda avanzada

Comparte
 

 The Morning After [Shnicky]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
shyni
Admin
shyni



The Morning After [Shnicky] Empty
MensajeTema: The Morning After [Shnicky]   The Morning After [Shnicky] EmptyLun Mar 15, 2021 11:02 am

Título: The Morning After
Autor: Heva
Emparejamiento: Shnicky
Clasificación: Adulto
Descargo de responsabilidad: Escribí esto mientras estaba embarazada, así que es el resultado de mis hormonas y totalmente falso. Aunque Las Vegas sí existe.
Resumen: La mañana después de la noche anterior Nicky se despierta para encontrar un compañero de cama interesante. ¿Qué pasó anoche?


Última edición por shyni el Miér Mar 31, 2021 11:10 am, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
shyni
Admin
shyni



The Morning After [Shnicky] Empty
MensajeTema: Re: The Morning After [Shnicky]   The Morning After [Shnicky] EmptyLun Mar 15, 2021 11:04 am

The Morning After



Estirándose, Nicky trató de mover la cabeza y luego se arrepintió, el dolor punzante y la sequedad de garganta le recordaron que la noche anterior había bebido el equivalente a una pequeña cervecería. Cuando sus ojos empezaron a abrirse, Nicky se dio la vuelta en la cama, tratando de evitar la luz del sol que entraba por el hueco de las cortinas. Al hacerlo, se dio cuenta de repente de la compañía que había en su cama y parpadeó rápidamente para asegurarse de que no estaba soñando. No estaba soñando.

"¡¿Qué demonios?!" gritó Nicky al reconocer a su compañero de cama.

Al otro lado de la cama Shane se removió. "Deja de gritar". Murmuró y se echó la manta sobre los hombros.

Tumbado boca arriba, Nicky se pasó las manos por la cara mientras intentaba, sin éxito, reconstruir la noche anterior. Sintiendo la necesidad de vaciar su vejiga, empujó la cubierta hacia atrás. Al hacerlo, puso la mano en algo que le resultaba familiar y que no era bienvenido. Esta vez Shane tenía que despertarse de verdad.

"Filan, será mejor que te despiertes ahora, o ...... ¡te haré algo!" El shock de Nicky lo dejó sin palabras.

Con dificultad, Shane abrió los ojos y trató de concentrarse en su amigo. "¿Qué pasa? ¿Por qué estás en mi cama?" Preguntó. Cuando su mente empezó a despertar, Shane se dio cuenta de su entorno. "Más aún, ¿por qué estás desnudo y en mi cama?" Levantando un poco las sábanas, Shane miró debajo de ellas. "¿Por qué estoy desnudo contigo en mi cama?" La confusión en la cara de Shane habría sido cómica si Nicky no estuviera tan sorprendido.

"¡Exactamente!" Nicky levantó las manos, sus ojos ardiendo por la frustración de no poder recordar. Odiaba no estar al tanto. "¿Qué mierda pasó anoche Shane?" La voz de Nicky era tranquila, casi como si tuviera miedo de la respuesta.

La pregunta de Nicky sobre la noche anterior había dejado perplejo a Shane. Frotándose la cara con las manos en un intento de despertarse, Shane miró al techo, esperando que le diera la respuesta. Suspirando, deslizó las manos bajo la cabeza y habló en voz baja. "No lo sé, amigo. Lo último que recuerdo es que estábamos abajo en el bar con Kian y Mark, emborrachándonos mucho".

"Mierda. Estamos en Las Vegas Shane, ¡podríamos haber hecho cualquier cosa anoche!" Balanceando las piernas hacia atrás en la cama, Nicky se sentó con la espalda en la cabecera. Sin molestarse en cubrir su cuerpo desnudo.

Shane se volvió para mirar a su amigo, la confusión volvió a aparecer en su rostro. "¿Cómo qué?"

Nicky giró la cabeza de lado para comprobar si Shane realmente estaba inseguro. "Bueno, para empezar, podríamos habernos casado".

El ceño de Shane se arrugó en una profunda mueca. "Ya estamos casados Nicky".

"¡Quiero decir el uno con el otro!" Explicó Nicky, tratando de no reírse mientras tomaba la expresión de su amigo y decidió que se veía algo lindo cuando estaba confundido.

"¡Oh...OH!" Gritó un sorprendido Shane cuando la comprensión comenzó a asentarse. "¿Puedes hacer eso? Me refiero a que un chico se case con otro chico?" Preguntó arrastrando los pies en la cama y acomodándose al lado de Nicky con la espalda apoyada en el cabecero.

"En Las Vegas se puede".

"¿En serio?" Preguntó Shane, contemplando este pedazo de información. "¿Habría sido algo malo?" Preguntó.

Fue el turno de Nicky de fruncir el ceño. "¿Qué estar casado contigo?"

"Sí. ¿Y por qué están mis boxers colgando del pomo de la puerta?"

"No lo sé amigo, pero los míos están en la puerta del baño". Nicky asintió en dirección al baño. "Creo que las chicas habrían dicho algo al respecto".

"¿Qué, sobre nuestros boxers? ¡¿Y quieres decir que realmente te pusiste unos anoche?!" Shane intentó su mejor expresión de sorpresa fingida.

"Sí, esos vaqueros estaban un poco apretados y no quería que el pequeño se restregara".

Shane resopló mientras miraba la erección matutina de Nicky, todavía semidura. "¡No hay nada de pequeño en eso! Y noté que tus jeans estaban un poco ajustados. Sabes que creo que sería bastante agradable estar casado contigo".

"¿Si? ¿Cómo es eso?" Preguntó Nicky, mientras se ponía de lado, su pierna superior efectivamente sobre una de las de Shane.

"Bueno... " Shane comenzó, acurrucándose ligeramente más cerca de Nicky. "Eres amable, das buenos mimos, generoso, bastante doméstico aunque viendo esta habitación nunca lo sabrías. Eres guapo, lindo y tienes un gran cuerpo". Esto último lo dijo con mucho esfuerzo, mientras los ojos de Shane intentaban mirar la cara de Nicky y no su ingle.

"¿En serio?" Fue todo lo que Nicky dijo mientras la sonrisa se ponía en modo completo.

Sintiéndose ligeramente avergonzado Shane se sonrojó y miró hacia las sábanas, "Sí".

Nicky se quedó ligeramente sorprendido por esta revelación. "Vaya, gracias Shay". Sinceridad mostrando en su voz.

El silencio se produjo entre los dos amigos durante varios minutos. Se miraron de reojo, pero no hubo contacto visual.

Finalmente, Nicky habló. "Creo que estar casado contigo también estaría muy bien". Dijo, cruzando los brazos pero sin hacer ningún esfuerzo por cubrir la parte inferior de su cuerpo.

"¿Oh? ¿Cómo?" Preguntó Shane, moviéndose en la cama y quedando bastante intrigado. Sus movimientos hicieron que las sábanas se desplazaran más abajo de su cuerpo y ahora apenas cubrían el pelo oscuro entre sus piernas.

"Bueno, por ejemplo, eres una de las personas más genuinas que conozco, eres muy familiar, fiable y seguro, honesto, mimoso, guapo y tienes la sonrisa más increíble, unos ojos preciosos, un cuerpo fantástico..." La voz de Nicky empezó a hacerse más profunda mientras enumeraba sus razones. Lentamente se acercó a su compañera de cama. "¿Qué pasó anoche, Shay?" Su voz profunda y tranquila mientras estudiaba el rostro del moreno.

Cuando los ojos de Nicky se desviaron, se posaron en una foto que había quedado en la mesita de noche de Shane. Mostraba a los dos con un mal imitador de Elvis en lo que definitivamente era una capilla de bodas.

Alcanzando el cuerpo de Shane, Nicky cogió la foto y la estudió. Definitivamente era una foto de ellos dos y el interior era sin duda una de las capillas de bodas del Strip.

Apoyándose en el cabecero, Nicky tiró la foto sobre la cama y se cubrió la cara con las manos. "Mierda, mierda, mierda". Gimió.

Shane recogió la foto. "¿Qué? ¿Qué es esto Nick?"

"Eso", Nicky señaló la foto, "Es una foto de boda Shane. Está tomada en The Little White Wedding Chapel, una de las capillas más famosas de Las Vegas".

"¿Oh? ¿De quién es la boda?"

Suspirando y sacudiendo la cabeza, Nicky se volvió para mirar a su desconcertado amigo y trató de ser lo más claro posible. "Shane.... Es una foto de boda, en una capilla de bodas, y somos las únicas personas en la foto aparte de Elvis. Saca tus propias conclusiones".

Shane miró de Nicky a la foto y luego de vuelta. "¿Quieres decir que NOSOTROS nos casamos? ¿Como tú y yo?"

"¡Sí, Shane! Nos casamos!" Gritó Nicky, tirándose de espaldas en la cama con un poco de fuerza y golpeándose la cabeza. "¡Joder que dolor!" Se frotó la cabeza.

Shane se inclinó hacia delante y tiró suavemente de la cabeza de Nicky hacia él. "Déjame ver". Separando los mechones rubios, Shane buscó algún corte. "No, no hay sangre, así que lo único que has dañado es la pared y tu última célula cerebral". Bromeó, dejando que sus dedos jugaran con el suave cabello un poco más de lo necesario.

"¡Vete a la mierda!" replicó Nicky con una sonrisa. Había disfrutado de la sensación de Shane jugando con su pelo, pero no estaba seguro de si eso era algo bueno o no.

" Tú.... " Shane paró en seco su respuesta, de repente muy consciente del "deseo" que iba a seguir.

Siempre utilizaban la misma expresión, pero esta vez parecía un poco demasiado cerca de la verdad. ¿Y si lo hubieran hecho? Ambos miraron el desastre pegajoso en las sábanas, ¿era esta la evidencia de un matrimonio consumado?

"Voy al baño". Dijo Nicky rápidamente, levantándose y casi corriendo al baño.

Al ver a su "marido" marcharse, Shane se sintió de repente triste, casi abandonado. ¿Estaba Nicky avergonzado por lo que obviamente había sucedido o asqueado por ello, especialmente después de incluir `un cuerpo fantástico' entre las razones por las que estar casado no sería algo malo? ¿Hacer el amor con él sería un acto tan repugnante? Sintiéndose avergonzado y poco querido, Shane levantó la sábana todo lo que pudo y se enterró bajo ella, intentando no llorar.

En el cuarto de baño, Nicky estaba sentado en la tapa del váter intentando averiguar qué había pasado. Las pruebas decían que se habían casado y que, a juzgar por el estado de la cama, habían pasado una buena noche haciendo el amor. Eso es lo que hacían las parejas casadas, ¿no? Y él había dicho que Shane tenía un cuerpo fantástico, y lo tenía, así que debía ser bueno.

Suspirando, se puso los calzoncillos que había cogido al entrar y se puso delante del lavabo, abriendo los grifos mientras se miraba en el espejo. "Jesús, te ves como una mierda Byrne. La resaca no te sienta bien". Salpicándose la cara con agua, Nicky trató de pensar en lo que iban a hacer. Levantando un poco la cabeza decidió humedecer su pelo, los mohawks no le gustaban.

Envolviendo una toalla alrededor de sus hombros Nicky abrió la puerta. Respirando hondo empezó a disculparse, sabiendo que salir corriendo tan rápido se habría visto mal pero su vejiga no iba a aguantar mucho más. "Shane, mira lo siento....." Se detuvo al ver la figura envuelta bajo la sábana y corrió a un lado de la cama. "¡Oh, mierda, lo siento mucho Shane! ¿Shay? Mírame bebé..." Arrulló mientras apartaba el pelo de los ojos ahora enrojecidos, los mechones marrones iban a parar a la ya familiar raya.

"¿Habría sido tan malo?" Gimoteó Shane desde su sábana.

"¡No, no! En absoluto".

"¿Por qué te escapaste?"

Nicky soltó una media carcajada: "¡Mi vejiga no pudo aguantar más!". Explicó, todavía jugando con el pelo de Shane. Añadiendo en voz baja "¿Habrá alguna diferencia para nosotros?".

Shane levantó la cabeza, dando a Nicky la primera mirada completa a su rostro manchado de lágrimas. "Estamos casados, así que no. ¿Y si por alguna razón no lo estamos? Seguiría siendo no".

La honestidad en la voz de Shane hizo que Nicky se sintiera culpable por su comportamiento anterior y reafirmó que tenían una amistad que podía soportar cualquier cosa. Sonriendo dejó caer un beso en la parte superior de la cabeza de Shane y se levantó.

"¡Creo que acabo de encontrar uno de tus calcetines Shay!" Agachándose bajo la cama, Nicky sacó un calcetín.

"Bueno, ahora tengo un par de boxers y un calcetín. Parece que tengo más ropa que tú".

Riéndose del estado de la habitación, los "recién casados" corrieron de un lado a otro intentando ser los primeros en encontrar toda su ropa. Al encontrarse con un revoltijo de camisas y corbatas cayeron unos sobre otros, luchando por la camisa correcta. Rodando por encima de las prendas riendo, Shane se encontró tumbado sobre Nicky y mirando fijamente un par de ojos azul oscuro. Viendo como se oscurecían Shane bajó la cabeza. "Ojalá recordara lo que pasó anoche". Susurró mientras sus labios rozaban los de Nicky.

"Yo también desearía recordar". Susurró Nicky, moviendo sus labios contra los de su `marido', disfrutando de las sensaciones.

Cayendo de lado, Shane puso sus cuerpos de lado, con las piernas aún entrelazadas y los labios unidos. Separándose a regañadientes, Shane miró la cara de Nicky. "¿A dónde vamos desde aquí?" Preguntó suavemente, con los dedos recorriendo el brazo de Nicky.

"¿Qué quieres decir?"

"Bueno, ¿qué pasa? Ya estamos casados con las chicas así que al casarnos entre nosotros eso nos convierte en pigmeos ¿no?"

Riendo, Nicky le dio un golpe en la cara a Shane, "¡¿Pígmeos?! ¿Qué diablos quieres decir?"

"Bueno", frunció el ceño Shane "Un pigmeo es alguien que se casa con dos personas diferentes al mismo tiempo, ¿no es así?"

"¡No, cariño, te refieres a un bígamo!" Explicó Nicky intentando con todas sus fuerzas no reírse de la cara de confusión de Shane.

"¿Un bígamo? Entonces, ¿qué es un pigmeo?"

"Una criatura muy pequeña, seguramente has visto cabras pigmeas"

"Sí..." Shane aún no estaba convencido pero decidió dejarlo, saltando rápidamente. "Necesito orinar". Explicó y corrió hacia el baño.

Sacudiendo la cabeza mientras dejaba escapar una risa Nicky se levantó y volvió a la cama para acostarse. Las cosas se habían vuelto definitivamente extrañas en las últimas veinticuatro horas, decidió. ¿Adónde iban a parar las cosas? ¿Se lo habían dicho a alguien? ¿Qué pasa con las chicas? Shane tenía razón en que debían resolver las cosas.

El hecho de que estuvieran casados lo había desconcertado por completo, pero lo único que había hecho era hacerle ver lo que ya existía. Sí, había visto a Shane antes, pero nunca se había fijado en él; sin embargo, las últimas horas habían despertado sentimientos y pensamientos que debían estar dormidos, de lo contrario, ¿por qué eran tan fuertes ahora? De repente Nicky echó de menos a Shane, estaba a punto de levantarse cuando Shane volvió a entrar en la habitación.

"¿Cuál es mi apellido?"

"¿Eh?" Ahora era el turno de Nicky de estar confundido. `¡Justo cuando las cosas no podían ser más raras! Pensó.

Subiendo a la cama y acurrucándose contra el pecho de su marido, Shane le explicó. "Bueno, cuando Gilly y yo nos casamos ella tomó mi apellido, así que si estoy casado contigo ¿cuál es mi apellido?"

"¡Dios, eres tan raro a veces!" Nicky se rió mientras se revolcaba encima de Shane, deteniendo efectivamente la conversación. "¿Sabes que eres precioso?"

Shane sonrió. "Sí dijiste algo así antes".

"Estaría muy feliz y muy orgulloso de pasar el resto de mi vida contigo". La voz de Nicky era suave mientras pasaba su mano por la mejilla de Shane antes de bajar la cabeza para besar, los que ahora eran para él, los labios más hermosos del mundo.

El suave tacto despertó todas las terminaciones nerviosas del cuerpo de Shane, que separó los labios para recibir el tanteo de la lengua de Nicky. Mientras sus lenguas se encontraban y exploraban la boca del otro, sus manos recorrían el cuerpo del otro. Sintiendo por primera vez como amantes la piel del otro, explorando zonas eróticas y deleitándose con las reacciones provocadas.

A medida que la pasión fluía, se hizo imposible contenerse y Nicky se encontró apretando el cuerpo de Shane, sintiendo la erección de Shane bajo él y sabiendo que no podía ocultar su propia erección. El gruñido profundo de su amante le dijo que él también había disfrutado del movimiento. Necesitando sentir más, Shane tiró de las caderas de Nicky hacia él, intentando que lo hiciera de nuevo y Nicky no se lo negó.

A medida que el rubio y el moreno competían por el dominio, el calor aumentaba con los cuerpos desollándose en la cama y sin dejar ninguna zona de la piel sin tocar. Mordiendo el hombro de Shane, Nicky, empujó con fuerza sobre Shane con sus caderas, tratando de contener sus gritos mientras se corría con fuerza, más fuerte de lo que había hecho antes. "Oh, Dios, Shane". Gimió mientras levantaba la cabeza y empujaba una vez más.

La sensación de humedad, el tono de Nicky y el último empujón fueron suficientes para Shane, mientras seguía a Nicky, jadeando mientras estiraba los labios de Nicky hacia los suyos. "Nick, esa ha sido la experiencia más increíble de la historia". Murmuró.

Apoyando su frente en la de Shane, Nicky soltó una risita. "¡Me he corrido en los pantalones! ¿Sabes cuánto tiempo hace que no me pasa eso?"

"Sí, bueno, lo mismo aquí amigo. Mis calzoncillos también están un poco mojados".

Rodando de lado los dos "recién casados" se abrazaron.

"¿Hicimos eso anoche?" preguntó Shane mientras jugaba con el pelo rojizo del pecho de Nicky.

"Eso espero". Sonrió Nicky.

"¿Crees que lo descubriremos?"

Nicky suspiró. "Yo creo que sí. Supongo que deberíamos levantarnos y averiguarlo realmente".

Vestirse resultó ser un proceso lento, con muchas miradas y sonrisas intercambiadas y puntuadas con besos.

Ambos estaban nerviosos por lo que el día iba a traer. Gillian y Georgina debían volver de su viaje de compras de una noche y la banda debía reunirse para la grabación final del vídeo. Luego había que volver a Irlanda.

Mientras Nicky terminaba de abotonarse la camisa, Shane se acercó y empezó a jugar con los pliegues de la parte delantera. "¿Vale la pena darte una camisa con botones?" Los ojos de Shane brillaron con humor mientras hablaba.

"¿Qué quieres decir?"

"¡Pues parece que sólo encuentras tres botones en cada camisa!" respondió Shane, agachándose por si recibía un golpe en la cabeza.

"¡Descarado!" Gritó el rubio, tratando de sonar indignado y sólo consiguiendo reírse.

"¡Sí, pero me quieres!" rió Shane antes de ponerse repentinamente serio una vez que se dio cuenta de lo que había dicho.

Al ver el cambio en su "marido", Nicky extendió la mano y tomó el lado de la cara de Shane, su pulgar acariciando la barba de la mañana.

"Sabes, creo que podría hacerlo". Susurró suavemente antes de bajar la cabeza para besar toda la preocupación de la mente de Shane.

El beso no fue tan intenso y apasionado como antes, sino que se trató más bien de explorar un nuevo territorio, de conocerse en su nuevo nivel. Aun así, les dejó sin aliento cuando finalmente se separaron.

"No creo que pueda evitar hacerlo hoy". La voz de Shane tenía un tono áspero mientras trataba de recuperar el aliento.

"No quiero que te detengas". Las mejillas de Nicky se sonrojaron al reconocer sus nuevos sentimientos.

" Cariño ", la voz de Shane era suave mientras deslizaba sus brazos alrededor de la esbelta cintura que tenía ante él, " ¿Qué pasa con las chicas? Por no hablar de Mark y Kian".

De mala gana, Nicky asintió, este asunto del matrimonio era más complicado de lo que pensaba. En cambio, atrajo a Shane hacia él, apoyando su mejilla sobre el cabello pulcramente peinado y acariciando la parte baja de la espalda de Shane. Nunca, ni en un millón de años, había pensado que estaría en esta posición, pero ahora no había nada que le hiciera plantearse cambiarla. De alguna manera, estar casado con Shane se sentía bien; sólo esperaba que Shane sintiera lo mismo.
Volver arriba Ir abajo
shyni
Admin
shyni



The Morning After [Shnicky] Empty
MensajeTema: Re: The Morning After [Shnicky]   The Morning After [Shnicky] EmptyLun Mar 15, 2021 11:19 am

Cuando Shane y Nicky llegaron al vestíbulo del hotel ambos empezaban a sentir la frustración de no poder tocarse. Se había decidido que no mostrarían nada que diera indicios de su nueva relación; era obvio que Kian y Mark no lo sabían, de lo contrario habrían salido en la foto.

El último vídeo estaba ambientado en un bar e incluía al grupo cantando en el escenario con un saxofonista de jazz de fondo. Debía interpretarse como si fuera la última canción de la noche, con las camisas desabrochadas y las corbatas colgando del cuello. Para añadir "autenticidad", Nicky y Kian habían decidido cantar con bebidas en la mano. A la tercera toma, Shane no estaba seguro de que fuera una buena idea.

"Me gusta este look en ti, Shay". La voz de Nicky tenía una cualidad tranquilizadora mientras acariciaba un lado del cabello de Shane, empujando los mechones sueltos hacia un lado.

Shane se dio la vuelta rápidamente, comprobando que nadie le miraba. "¡Nicky!" Siseó. "¡No podemos hacer eso aquí!"

Nicky se limitó a esbozar una sonrisa descuidada e inclinó la cabeza hacia un lado. "¿Qué es lo que pasa? ¡¿No me quieres?!"

Volviendo la cabeza, Shane miró a su "marido". "Bueno.... Yo ....err...." Deteniéndose, estudió los brillantes ojos azules y las facciones que tenía delante y sonrió. "¡Sí, creo que sí!" Mientras observaba cómo el azul brillante se oscurecía y la sonrisa de satisfacción llegaba a los labios que esa mañana le habían chupado la vida, Shane no quería otra cosa que arrancar la camisa del cuerpo de Nicky. Antes de que pudiera expresar su deseo, los llamaron para que volvieran al plató.

El resto del rodaje contenía mucha tensión sexual. Nicky se encontró incapaz de apartar los ojos de Shane; le encantaba el aspecto desaliñado del moreno, le daba un aspecto lascivo. Saber que Shane lo amaba le hacía estallar el corazón, nunca se había sentido tan feliz y quería decírselo a todo el mundo, y estaba seguro de que los demás se darían cuenta con sólo mirarlo.

Shane estaba luchando con sus emociones. Saber que amaba a Nicky, algo que nunca antes había asimilado, lo había dejado perplejo. Aquella mañana supo que no sólo su relación con el rubio había salido a la luz, sino que también lo habían hecho sus sentimientos, sentimientos que habían estado dormidos durante demasiado tiempo y que por fin habían visto la luz, pero ¿era este el momento adecuado? Cuando miró a Nicky no pudo evitar la sonrisa en su rostro. Sabía que era lo correcto.

Una vez que el director ha pedido el "corte" y está satisfecho con la grabación, los chicos pueden relajarse. Mientras se sentaban en el camerino, uno de los asistentes entró para decirles que los necesitaban para una sesión de fotos. Ninguno de ellos estaba realmente contento con las fotos, ya que lo único que querían era volver al hotel y ducharse.

La sesión de fotos fue una tortura para Shane. Necesitaban poner cierta distancia entre ellos para que los demás no sospecharan nada, pero él tenía esa necesidad ardiente de tocar a Nicky, había tanto que aún no conocía del rubio y quería explorar cada parte de su cuerpo y de su mente. En cambio, tuvo que sentarse y observar cómo el fotógrafo movía a su compañero de banda en varias posiciones en un sofá.

El alcohol consumido durante el rodaje del vídeo estaba empezando a hacer efecto y Nicky tenía ahora una mirada soñolienta que tiraba de los pantalones de Shane con cada parpadeo de los ojos azules. Mientras estaba tumbado en el sofá, Nicky miró a Shane. Era obvio para él que Shane estaba incómodo, pero esto sólo hizo que Nicky sonriera, después de todo él era el único que sabía la razón de la expresión de dolor del moreno, todos los demás probablemente pensaban que era porque Shane odiaba quedarse sin hacer nada. Cambiando de lado, Nicky miró a su "marido". Nunca, ni en un millón de años, habría pensado que estaría en esta situación y que se sentiría más feliz que nunca. Tratando de no permitir que sus labios sonrieran, dejó escapar una sonrisa.

El fotógrafo estaba haciendo su agosto. El cantante rubio desprendía unas fuertes vibraciones sexuales y eso le facilitaba mucho el trabajo, la camisa abierta, los ojos de venir a la cama y los largos y delgados dedos que sostenían sin apretar el vaso de whisky era justo lo que buscaba. ¡Estas fotos iban a ser geniales!

Cuando Shane notó que la mirada de Nicky se dirigía hacia él, tuvo que contener un gemido, ¡¿este hombre no tenía ni idea de lo que le estaba haciendo? Mordiéndose el labio inferior, Shane dejó que sus ojos se detuvieran en la figura tendida, probablemente la visión más hermosa que jamás había visto.

Girando de lado, Nicky dejó que una mano colgara del sofá, lanzando una sonrisa a Shane mientras levantaba la otra mano en un puño antes de extender el pulgar, el índice y el meñique.

"Me pregunto si sabe lo que significa eso". Dijo una voz al lado de Shane.

Girándose ligeramente, Shane se fijó en el asistente del fotógrafo. "Probablemente no. ¿Por qué, qué significa?"

"¡Es el lenguaje de signos americano para "Te amo"!" Se rió el asistente.

"¡Oh!" Shane se volvió rápidamente hacia Nicky, ¡¿qué pasa si la gente lo adivina?! "Creo que el lenguaje de signos americano es diferente al que usamos nosotros, así que probablemente no lo sepa". La explicación era apresurada y él lo sabía, pero ¿qué otra cosa podía decir? En ese momento, Shane oyó ruidos familiares en el fondo y se giró para ver a Gillian y Georgina que venían por el pasillo. "O tal vez estaba haciendo señas a su esposa". Añadió Shane, pues eso sí parecía más plausible, aunque el término "esposa" se le atascara en la garganta.

Sintiendo la necesidad de alejarse lo más rápido posible Shane murmuró algo sobre la necesidad de ir al baño y salió corriendo.

La repentina partida de Shane confundió a Nicky; ya se habían expresado sus sentimientos mutuamente, así que seguramente Shane no se lo estaba pensando mejor. La idea hizo que a Nicky se le cayera el estómago y se sintiera repentinamente enfermo. Justo en ese momento escuchó la risa de su esposa, ¡ah, así que era eso! Satisfecho de que Shane no tuviera dudas, Nicky se sentó cuando el fotógrafo dijo que había terminado con él y no se molestó en quedarse, Nicky se levantó y siguió a Shane en dirección a los baños antes de que Georgina pudiera verlo.

Los sonidos procedentes de uno de los cubículos indicaron a Nicky lo que Shane estaba haciendo antes de que pudiera siquiera preguntar. Usando sus llaves para girar la cerradura hacia atrás, Nicky se deslizó en el área estrecha y volvió a cerrar la puerta.

"¿Qué... mierda... estás... haciendo aquí?" Jadeó Shane, sin molestarse en dejar lo que estaba haciendo.

"Necesito verte". La respuesta de Nicky fue baja y peligrosa mientras retiraba la mano de Shane y la sustituía por la suya, manteniendo las mismas caricias rítmicas.

Shane se apoyó en la pared. "No podía... dejar que .... pensara que esto era .... para ella".

"Mmmm, esto era para mí entonces, ¿no?" Se burló Nicky mientras se arrodillaba y pasaba un dedo desde la base hasta la punta de la dura carne que tenía delante.

"Sí... Dios, te veías tan caliente acostado ahí". La respiración de Shane comenzó a regularse. "¡Oh, Dios!" Su voz subió de tono. Nicky había sustituido su mano por su boca, queriendo tomar todo lo que pudiera pero sin querer explicar un repentino dolor de garganta. Manteniendo sus movimientos firmes, Nicky dejó que sus manos se extendieran por las caderas y el vientre de Shane mientras los dedos de su marido le recorrían el pelo.

Dejándose llevar por las intensas sensaciones que recorrían su cuerpo, Shane se entregó al nuevo amor de su vida hasta que sintió que se acercaba el orgasmo. Apartándose de la suave y cálida boca, Shane se volvió hacia el baño.

"Yo quería". Nicky susurró mientras giraba a Shane hacia él.

"Yo, erre que erre no estaba seguro". Shane susurró, gimiendo cuando la boca de Nicky volvió a limpiarlo.

Cuando terminó, Nicky volvió a arropar a Shane y se levantó para capturar los labios que había querido besar todo el día.

Consciente de que sus esposas se estarían preguntando dónde estaban, Shane se apartó de mala gana. "Deberíamos volver".

"Lo sé". Nicky pasó su pulgar por los labios de Shane, amando la suavidad. "Pero he querido hacerlo todo el día".

Sonriendo, Shane levantó las cejas. "¿Qué parte?"

La sonrisa volvió a aparecer. "Te dejaré elegir".

"¡Vamos!" Shane le dio una palmada a su marido en el brazo y salió de los aseos.

Mientras caminaban de vuelta a la zona de la sesión de fotos, Nicky encendió un cigarrillo y le entregó el paquete a Shane.

"Por mucho que me guste tu sabor cariño, y lo hago, no quiero compartirlo con Gina". Explicó ante la mirada de Shane.

Shane asintió con tristeza. ¿Se acostumbraría a que pequeñas cosas como ésta arruinaran un movimiento perfecto? Volviéndose para mirar a su amante su corazón se elevó al ver la mirada en los ojos azules.

"¡Ahí estás!" Los gritos agudos saludaron a los dos muchachos y antes de que se diera cuenta los brazos de Shane estaban llenos de Gillian mientras ella se lanzaba sobre su marido.

"¿Nos vemos luego entonces?" Georgina llamó por encima del hombro mientras se llevaba a su marido.

"Nos vemos más tarde Shane". La voz de Nicky insinuó débilmente una promesa y mientras levantaba la mano y hacía una pequeña señal, Shane le devolvió la sonrisa.

"Sí. Hasta luego entonces". Shane contestó levantando la mano copiando los movimientos.

La noche para las dos parejas fue tranquila. Ambas chicas habían estado bebiendo durante la mayor parte del día, pero parecía que eso no había mermado el deseo sexual de Gillian. Desgraciadamente para ella, Shane no parecía estar "preparado" para ello. Mientras estaba tumbado en la cama mirando al techo, sus pensamientos se dirigieron a la habitación de al lado y a Nicky. Al pensar en el rubio durmiendo desnudo en la cama, sintió los familiares espasmos en sus
calzoncillos. Girando la cabeza hacia un lado, miró a su mujer y no sintió nada. Suspirando, Shane se puso de lado y miró a la pared.

En la habitación de al lado, Nicky vivía una situación similar. Aprovechó su borrachera anterior y, como Georgina estaba más que mareada, no opuso mucha resistencia cuando él dijo "no".

Mientras Georgina se preparaba para ir a la cama, riéndose cuando no podía encontrar el dobladillo de su top, Nicky se sentó en el borde de la cama con la cabeza entre las manos. No se sentía bien en la habitación. Necesitaba salir de allí.

Al sentir un repentino hundimiento en la cama, Nicky miró por encima de su hombro. Georgina estaba acurrucada riéndose en medio de la cama. Era demasiado. Agarrando su camisa del respaldo de la silla, Nicky se levantó y se dirigió a la puerta.

"¿A dónde vas?" Se rió Georgina.

"Necesito ver a Shane". Nicky contestó mientras buscaba la llave de su puerta, sin preocuparse realmente por lo que decía, ya que seguro que a ella se le olvidaría por la mañana.

"¿Por qué? ¿No puedes ir a la cama sin un beso de buenas noches?" Ella soltó una risita.

Nicky soltó una media carcajada: "Sí, algo así". Era un poco demasiado cerca de la verdad, pero necesitaba ver a su marido. "No tardaré mucho". Sin esperar respuesta, Nicky salió de la habitación.

Al cerrar la puerta se oyó un suave golpe en la puerta de al lado, al girarse Nicky se encontró cara a cara con la persona que buscaba.

"Oye tú". Susurró Shane en voz baja.

"Hola a ti. ¿No pudiste dormir?"

"No sin verte, te he echado de menos".

Nicky sonrió y Shane sintió que sus mejillas empezaban a sonrojarse.

"Yo también te he echado de menos. ¿Te apetece dar un paseo?" Nicky indicó con la cabeza el hueco de la escalera de emergencia.

Con una sonrisa, Shane cogió la mano de su marido. "Sí".

Cuando los dos apenas atravesaron la puerta, Shane empujó a Nicky contra la pared y apretó su boca con fuerza contra los labios de Nicky.

Finalmente, necesitando aire, Shane se apartó. "Te necesitaba". Jadeó a modo de explicación.

Subiendo la mano para tocar sus labios magullados, Nicky miró los ojos negros que ardían en la penumbra. "No me quejo".

Shane pasó los dedos por la zona expuesta del pecho de Nicky, que tras ponerse la camisa no se había molestado en abrocharse los botones. "Quiero saber más sobre ti, lo que te gusta".

Nicky dejó escapar un gemido cuando los dedos de Shane rozaron uno de sus pezones. "Yo también quiero saber más de ti, Shay, pero si sigues haciendo eso nuestra primera vez será en una escalera sucia".

"Oh. ¿Te ha gustado entonces?" preguntó Shane mientras miraba la tienda que se había formado en los pantalones de Nicky. "¿He hecho eso al hacer esto?" Y Shane pasó sus dedos por el tierno nudo, riéndose mientras el bulto de Nicky se movía.

Nicky echó la cabeza hacia atrás y dejó escapar un gemido. "¡Dios, Shane, eres tan provocador!" Cuando sintió que Shane retiraba su mano, Nicky abrió los ojos: "¡Y reírse no es excitante!".

"¡No pude evitarlo! No estoy acostumbrado a ser el que provoca reacciones así". Shane bajó la mirada mientras sus manos jugaban con el dobladillo de la camisa de Nicky, sintiéndose avergonzado de que tal vez debería saber más sobre lo que iba a pasar en su nueva relación.

Nicky tiró de Shane hacia él y lo abrazó. "Oye, no me estoy quejando, bueno lo hacía pero era por otra razón, me gustaba lo que hacías. Sólo que no creo que este sea el lugar para empezar una relación más sexual".

Shane levantó la cabeza. "Es cierto. ¿Entonces quieres hacerlo?"

"Sí. Sí, quiero". Dijo Nicky suavemente mientras sonreía.

Shane se sonrojó mientras le susurraba. "Yo también".

Todavía sonriendo, Nicky cogió la mano de Shane mientras caminaban hacia sus habitaciones. Al llegar a las puertas, Shane echó un rápido vistazo antes de depositar un rápido beso en los suaves labios de Nicky y volver con su mujer.

Al meterse bajo las sábanas, Shane volvió a sonreír. Las cosas iban bien.
Volver arriba Ir abajo
shyni
Admin
shyni



The Morning After [Shnicky] Empty
MensajeTema: Re: The Morning After [Shnicky]   The Morning After [Shnicky] EmptyLun Mar 15, 2021 11:41 am

"¡No pude evitarlo! No estoy acostumbrado a ser el que provoca reacciones así". Shane bajó la mirada mientras sus manos jugaban con el dobladillo de la camisa de Nicky, sintiéndose avergonzado de que tal vez debería saber más sobre lo que iba a pasar en su nueva relación.

Nicky tiró de Shane hacia él y lo abrazó. "Oye, no me estoy quejando, bueno lo hacía pero era por otra razón, me gustaba lo que hacías. Sólo que no creo que este sea el lugar para empezar una relación más sexual".

Shane levantó la cabeza. "Es cierto. ¿Entonces quieres hacerlo?"

"Sí. Sí, quiero". Dijo Nicky suavemente mientras sonreía.

Shane se sonrojó mientras le susurraba. "Yo también".

Todavía sonriendo, Nicky cogió la mano de Shane mientras caminaban hacia sus habitaciones. Al llegar a las puertas, Shane echó un rápido vistazo antes de depositar un rápido beso en los suaves labios de Nicky y volver con su mujer.

Al meterse bajo las sábanas, Shane volvió a sonreír. Las cosas iban bien.

A la mañana siguiente, en las dos habitaciones se oían muchos gemidos, ya que la resaca había afectado mucho a las chicas. Los chicos, por el contrario, estaban muy alegres y si sus respectivas esposas se hubieran fijado más se habrían dado cuenta de que estaban cuidando mucho su aspecto.

"¿Por qué estás tan contento?" gimió Georgina mientras se apartaba de la luz del sol, luchando contra la sensación de náuseas.

Nicky se encaramó al borde de la cama y apartó el pelo de la cara de Georgina. "Hoy, querida, tenemos un día vacío. Sólo una entrevista esta mañana y luego nada hasta media tarde, ¡sin grabar y sin fotos!"

"Bueno, no esperes que haga algo, me quedaré aquí todo el día". Fue la respuesta mascullada. " Mira si Shane quiere jugar o algo". Georgina se tapó la cara y no vio la sonrisa de Nicky.

"Ok cariño. Si estás segura". Nicky trató de mantener la voz uniforme mientras colocaba los analgésicos y una botella de agua en la mesita de noche y movía la papelera un poco más cerca de la cama. Estaba acercando el teléfono cuando llamaron a la puerta.

"Gillian se preguntaba si podía quedarse hoy con Gina". Explicó Shane mientras empujaba a una Gillian de aspecto muy pálido hacia la habitación.

"¡Sí, claro!" Se rió Nicky, "Gina tampoco se siente muy bien hoy". Añadió mientras Gillian se metía en la cama junto a su amiga.

"Parece que tendremos que hacer nuestro propio entretenimiento esta tarde entonces". Shane intentó sonar decepcionado mientras sus ojos brillaban.

Nicky levantó una ceja. "Eso parece".

La mañana no podía ser más aburrida y lenta. La entrevista fue interesante ya que las preguntas eran más sobre la música que sobre el color de sus calcetines pero dos de los cuatro sólo querían que terminara. La única pregunta que estuvo a punto de hacerles tropezar fue `¿Qué es lo más interesante que han hecho desde que están en Las Vegas? Ninguno de los dos sabía qué decir.

Cuando terminó la entrevista, Shane era un manojo de nervios. "¿Crees que lo saben?" Le preguntó a su marido mientras subían las escaleras de vuelta a las habitaciones.

"Lo dudo Shane, es sólo una pregunta estándar". Aseguró Nicky mientras buscaba la mano de Shane.

El silencio siguió a la pareja durante un tramo de escaleras antes de que Shane finalmente expresara la pregunta en su cabeza. "¿Crees que deberíamos tener un álbum de boda?"

"¿Por qué?" preguntó Nicky, sin molestarse en ocultar la diversión en su voz, "¡Sólo tenemos una foto!".

"Bueno... Gillian y yo tenemos un álbum de boda y sé que tú y Georgina tienen uno, así que pensé que nosotros también deberíamos. Siempre podemos hacer más fotos".

Mirando de reojo al moreno Nicky pudo ver que el simple gesto significaba mucho para Shane. Esto hizo que se decidiera por él. "Sí, creo que me gustaría". Respondió, dando un apretón a la mano de Shane, "¿Por qué no eliges el álbum?"

"¡Bien!" Sonrió Shane mientras llegaban al piso y abría la puerta de la habitación de Nicky.

Las chicas estaban profundamente dormidas en la cama y las cortinas seguían corridas. Parecía que habían estado despiertas en algún momento, ya que había botellas de agua vacías sobre la mesa y la mesita de noche.

Después de comprobar rápidamente cómo estaba su mujer, Shane se reunió con Nicky en la puerta. "¿Y qué hacemos ahora?" Preguntó en voz baja aunque sus ojos delataban exactamente lo que quería hacer.

Nicky pasó su mano por el lado de la cara de Shane. "¿Por qué no vamos a tu habitación y hablamos de ello?"

"De acuerdo". Fue la única respuesta de Shane mientras agarraba la mano de Nicky y lo arrastraba por la puerta hacia su propia habitación y colocaba el cartel de "No molestar" en el picaporte.

"Podrías poner cachonda a una monja". La voz de Shane era baja y ronca. La sonrisa que recibió como respuesta sólo alimentó su deseo.

Retorciéndose para tratar de ponerse más cómodo, Shane levantó la mano y atrajo a Nicky más hacia él y una vez más deslizó su lengua entre los labios magullados.

Mientras las lenguas se apagaban por el dominio, Nicky bajó su mano, pasando sus dedos por el cuerpo de Shane buscando y encontrando la erección que se había clavado en su muslo. Envolviendo sus dedos alrededor de la carne hinchada, Nicky comenzó a provocar y trabajar a Shane.

Moviendo su mano para cubrir la de Nicky, Shane levantó la vista. "Nix, hazme el amor". Suplicó

"¿Estás seguro?" Preguntó Nicky, pasando los dedos por la cadera de Shane y por debajo para rozar su entrada.

"Como siempre lo estaré. Te deseo".

La sencillez y la convicción en la voz de Shane fue casi demasiado para Nicky y las lágrimas acudieron a sus ojos mientras bajaba la cabeza para recorrer con su lengua el cuerpo que ahora adoraba.

Gimiendo al contacto y disfrutando de la ternura que Nicky mostraba, no se dio cuenta cuando Nicky llegó a su entrada hasta que sintió el calor húmedo.

"¡Jesús Nick!" Gimió Shane, moviendo la cabeza de lado a lado mientras Nicky movía su lengua más adentro.

Al retirarse, Nicky miró la cara sonrojada que tenía debajo y, con una pequeña sonrisa, introdujo un dedo. Estaba haciendo que Shane se sintiera así de bien y eso era lo que más le excitaba.

El ruido que salió de los suaves labios de Shane fue de naturaleza casi animal, nunca había sentido algo tan increíble. Esto animó aún más a Nicky, que dejó entrar otro dedo moviéndolo para buscar la legendaria próstata.

Los ruegos y gemidos de Shane le dijeron a Nicky que la había encontrado, pero el ruido era un poco preocupante y tuvo que besar a Shane para amortiguar los sonidos. Al sentir que Shane se empujaba contra él, Nicky retiró los dedos y los sustituyó por su polla palpitante, empujando suavemente mientras miraba profundamente a los ojos de Shane. "¿Estás seguro?" Preguntó una vez más.

"Hazme el amor".

"Eso haré, bebé". Y con eso Nicky empujó profundamente a Shane.

Entrar en Shane fue para Nicky la sensación más increíble. El calor a su alrededor y Shane pidiendo más era increíblemente erótico. Nicky se acercó más a su amante y lo rodeó con sus brazos, tratando de obtener el mayor contacto posible con su cuerpo. "Dios, Shane, te sientes increíble". Nicky jadeó.

Shane sólo pudo jadear, "Tan lleno..." Nunca hubiera creído que pudiera sentirse tan bien. "Por favor, muévete..."

Sin querer negarle nada a Shane, Nicky hizo lo que se le pedía, sacando lentamente antes de volver a empujar. Aumentando el ritmo, Nicky se acercó a la llorosa erección de Shane, agarrándola con fuerza mientras bombeaba al ritmo de sus propias acciones.

En un intento de ahogar sus ruidos, Shane se llevó una mano a la boca y se mordió un nudillo, mientras la otra mano se aferraba a la sábana, tratando de castigarlo.

La mirada de puro placer y estrechez estaba empujando a Nicky más hacia su orgasmo y sólo hizo falta un pequeño movimiento del moreno para que la estrechez aumentara. Fue el último salto para Nicky mientras se corría con más fuerza que nunca. Mordiendo su mano, agarrando la sábana y tirando de la pierna de Nicky, Shane siguió rápidamente.

Alcanzando a Shane, atrajo a Nicky hacia él mientras recuperaban el aliento. "Increíble". Murmuró, lamiendo el sudor del labio superior de Nicky.

Dejando escapar un largo suspiro, Nicky depositó pequeños besos a lo largo de la mandíbula de Shane. "Oh, Dios, sí".

Enredando sus dedos en el pelo rubio mientras envolvía sus piernas alrededor de la cintura de Nicky, Shane miró a su marido.

"¿Qué es Shane?" Nicky preguntó al notar la mirada confusa de Shane.

"¿Cómo supiste qué hacer?" La voz de Shane apenas era audible.

Nicky se sonrojó y enterró su cara en el cuello de Shane, sintiendo el calor que le producía, mientras se acercaba a él. "Lo leí en Internet".

Frunciendo el ceño, Shane intentó girar la cabeza para mirar a Nicky, pero acabó poniéndolos de lado y sintió de mala gana que Nicky se separaba de él. "¿Qué quieres decir con que lo lees en Internet?"

"A veces leo porno gay". Nicky se sintió realmente avergonzado al admitir su secreto pero cuando levantó un ojo para mirar a Shane se encontró con una sonrisa conspiradora.

"¿De verdad? ¿Eso significa que conoces otras cosas que podríamos hacer?"

Nicky, sin ninguna timidez, le devolvió la sonrisa. "Sí, si quieres probar alguna en algún momento".

No fue hasta que llamaron a la puerta que se dieron cuenta de la hora.
"Shane, ¿has visto a Nicky?" La voz de Mark atravesó la puerta.

"¿Shane?" Mark volvió a llamar, golpeando más fuerte la puerta. "¿Estás ahí?" Al oír el sonido de la manija de la puerta, el color se drenó de la cara de Shane.

"¡Joder!" El vocabulario de Shane se volvió repentinamente limitado.

"Mira, me esconderé en el baño y tú te encargarás de Mark". Nicky sugirió, recogiendo su ropa.

Feliz de que no hubiera evidencia de que Nicky se había ido Shane agarró una toalla y abrió la puerta.

"Eh... hola Mark".

Mark miró a un Shane aparentemente todavía somnoliento que se frotaba los ojos. "Oh, perdona que te despierte amigo, sólo me preguntaba si habías visto a Nicky".

"Err.... no, no lo he visto. ¿Es algo importante? ¿Algo para lo que me necesites?" Shane se estaba preocupando. ¿Alguien sospecha algo?

"No, nada importante, sólo pensé que podríamos bajar a tomar algo. Te lo pediría pero parece que estás un poco pre-ocupado. Vuelve a dormir, Shane, y te veré más tarde". Mark se dio la vuelta para irse, esbozando una última sonrisa por encima del hombro mientras se dirigía al pasillo.

Frunciendo el ceño, Shane cerró la puerta mirándola, tratando de averiguar lo que Mark había querido decir.

"¿Qué fue todo eso?"

Shane miró hacia el baño. Nicky estaba de pie en la puerta vistiendo sólo sus calzoncillos y su camisa abierta; Shane no creía haber visto nunca una imagen más encantadora.

"Mark te buscaba. Quería invitarte a una copa abajo". Shane desestimó la pregunta y se sentó en el extremo de la cama. "Lo curioso es que dijo que yo parecía " pre-ocupado". ¿Crees que lo sabe?"

Nicky se acercó a la cama y se arrodilló frente a su amante. "No creo que sepa lo nuestro, pero creo que pensó que estabas tramando algo". Sonrió mientras pasaba un dedo por el cabello oscuro, deteniéndose en la parte superior de la toalla. "Especialmente cuando abres la puerta en el estado en que te encuentras". Añadió mientras levantaba el dedo antes de rodearlo con la lengua.

Con los ojos muy abiertos, Shane siguió la acción, mirando rápidamente hacia abajo para ver dónde había estado el dedo de Nicky. Al ver la mancha blanca que se estaba secando en su estómago, dejó escapar un gemido y se dejó caer de nuevo en la cama. "¡Mierda!"

Riendo, Nicky se levantó del suelo y se arrastró a lo largo del cuerpo tendido de su marido. "¡No te preocupes demasiado, probablemente sólo piensa que te has hecho una paja!"

"¡Genial! Eso es igual de malo, ser sorprendido haciéndose una paja por mi mejor amigo nunca ha estado en mi lista de cosas por hacer."

"¿De verdad? Creo que disfrutaría viéndote". La mirada lasciva no se mantuvo fuera de la voz de Nicky.

"No ayuda mucho a la situación, ¿verdad?"

"¡No, pero es mucho más divertido!" Sonrió Nicky mientras bajaba la cabeza, pasando su lengua por los labios de Shane.

"¡Nicky!" Shane trató de apartar al rubio. "No tenemos mucho tiempo antes de que tengamos que volver".

"¡Debería ser un deporte de mal gusto!" El humor tiñó su voz pero Nicky sabía que Shane decía la verdad. Levantándose, Nicky regresó al baño. Apoyándose en los codos, Shane observó el firme trasero de su marido alejarse, gimiendo en su interior por la contención que había tenido que mostrar, pero realmente no tenían el tiempo de su lado.

Al oír movimiento al otro lado de la pared, Shane se dio cuenta de lo cierto que era ese pensamiento. Nunca tendrían tiempo para ellos y la restricción sería algo a lo que tendrían que acostumbrarse.

Cuando los dos nuevos amantes se asearon y vistieron, se oyó la televisión a través de la pared, lo que indicaba que las chicas por fin se habían levantado.

Nicky abrió la puerta de su habitación: "Supongo que deberíamos ver cómo están".

Dentro había dos mujeres de aspecto muy enfermizo acurrucadas bajo el edredón, apoyándose la una en la otra.

"Hola cariño". La voz de Gillian era ronca y sonaba como si hubiera estado comiendo grava. "No me siento muy bien."

"Bueno, eso es porque anoche bebiste bastante, cariño". La voz de Shane era comprensiva pero el humor no se perdió. Incapaz de pensar en una respuesta, Gillian se limitó a sacar la lengua y a subir el edredón. "Me quedo aquí". Fueron las únicas palabras que dijo. Riendo suavemente, Shane se inclinó hacia delante y besó la frente de su mujer.

"¿Qué hicieron ustedes dos hoy?" preguntó Georgina, levantando la vista de la cama.

"Oh, no mucho, sólo nos hemos quedado en la habitación de Shane y nos hemos entretenido". Nicky respondió. "¿Cómo te sientes de todos modos?"

"Mejor, quedándome aquí sin embargo, gente malvada por ahí vendiendo alcohol". Georgina hizo un gesto hacia la ventana antes de apoyarse en el hombro de Gillian.

Nicky le revolvió el pelo a su mujer: "¡Bien, cariño! Nos vemos luego".

Después de comprobar que las chicas estaban bien y tenían todo lo que necesitaban, los dos hombres salieron de la habitación y se dirigieron a la escalera.

Deslizando su mano en la de Nicky mientras bajaban las escaleras, Shane hizo la pregunta que le había estado molestando desde que se dio cuenta de que las chicas estaban despiertas. "¿Crees que nos han oído?"

"No". Nicky apretó la mano de su marido. "Tienen demasiada resaca como para saber lo que está pasando. Probablemente ni siquiera se den cuenta de dónde están".

Satisfecho con la respuesta, Shane asintió y continuaron su descenso en silencio.

"¿Estás seguro de que Mark no lo sabe?" Preguntó Shane de repente. "Quiero decir, me miró de forma extraña. Tal vez estuvo en la iglesia y tomó fotos. Sé que quiero fotos pero, ¿y si las utiliza como chantaje y se las enseña a Gillian?"

Riendo, Nicky se detuvo en el siguiente rellano y tiró del más joven hacia él, rodeando el cuello de Shane con sus brazos y besándole la nariz. "Realmente te preocupas demasiado, bebé. Mark cree que te estabas haciendo una paja con algo de porno en la tele e intentaste aparentar que habías estado durmiendo cuando te pillaron. Un comportamiento bastante normal cuando las chicas no están cerca. ¿Quién sabe quién más estaba en la iglesia? ¡Tal vez deberíamos preguntarle a Elvis! Pero si Mark estuviera allí, no se lo diría a las chicas, pero si sabe algo y no nos lo dice, lo colgaré por los huevos".

Apoyando su cabeza en el hombro de Nicky, Shane extendió sus brazos, tirando de Nicky hacia él. "Estoy siendo tonto, ¿no?"

Mirando la cabeza oscura en su hombro Nicky sonrió. "Sí, pero es una de las cosas que me gustan de ti".

"¿Me amas?"

"Sí, lo hago". Nicky acercó su cabeza y Shane pudo sentir el suave aliento contra su mejilla, los labios de Nicky rozando muy suavemente los suyos.

"Genial". Shane murmuró mientras cerraba la brecha, presionando sus labios contra los de Nicky, burlándose hasta que Nicky permitió la entrada de su lengua.

Presionando a Nicky contra la pared, Shane subió las manos y comenzó a desabrochar los botones de la camisa de Nicky. Colocando sus manos en las caderas de Shane, Nicky tiró de su amante más cerca antes de deslizar las manos hacia abajo para acariciar las mejillas de su trasero.

Después de desabrochar todos los botones de la camisa, Shane comenzó con los pantalones de Nicky, intentando pasar el cinturón por su hebilla. Con la boca ocupada, Shane no podía ver lo que estaba haciendo, y frustrado por la torpeza de Shane, Nicky apartó sus manos y se desabrochó el cinturón y el botón superior del pantalón. Animado por las acciones de Nicky, Shane apartó el suave material y lo bajó por las firmes piernas, complacido de no tener que preocuparse también por los calzoncillos.
calzoncillos.

"Necesito tocarte". Shane jadeó cuando el suave golpe indicó que los pantalones de Nicky habían caído al suelo.

"Todo tuyo". Susurró Nicky, moviendo sutilmente las manos de Shane hacia su endurecida polla.

"Lo conseguiré". Shane murmuró contra el cuello de Nicky antes de dejarse caer de rodillas y pasar sus manos por los muslos de Nicky y luego de nuevo por el interior, deteniéndose en la parte superior, maravillándose de que pudiera tener tal reacción en el cuerpo de Nicky. Respirando hondo, Shane se inclinó hacia delante, lamiendo la gota de pre-semen que se había formado en el extremo de la hinchada polla.

El gemido que Nicky dejó escapar se sintió en todo su cuerpo. Animado, Shane se aventuró a ir más allá, dejando que su lengua envolviera el grueso pene, recorriéndolo desde la base hasta la punta. Pasando la punta de su lengua por la suave carne de la punta, Shane necesitaba probar más. Agarrando las delgadas caderas de Nicky en un intento de controlar al rubio, Shane abrió la boca para tomar la carne hinchada poco a poco, sabiendo que no podía tomar demasiado o la gente lo notaría.
gente se daría cuenta.

La sensación fue la más intensa que Nicky había experimentado nunca. Necesitando sentir más, agarró con fuerza el hombro y la cabeza de Shane, tratando de empujar más en la cálida y suave terciopelo que era la boca de Shane. Sin embargo, el agarre de Shane en sus caderas era más fuerte y controlaba el ritmo. Al darse cuenta de esto, Nicky se entregó al placer, dejando que Shane hiciera lo que quisiera.

A medida que ambos hombres se relajaban, Nicky sintió que su orgasmo crecía y necesitaba la liberación, agarró con más fuerza el hombro de Shane para tratar de transmitir su urgencia con la esperanza de que entendiera el mensaje. Finalmente, las nuevas sensaciones fueron demasiado y Nicky sintió que daba un pequeño paso hacia el límite, tratando de advertir a Shane, empujó al moreno hacia atrás, pero el agarre de sus caderas era firme y Shane permaneció firmemente unido a su polla.

Moviendo ambas manos hacia arriba para sostener la cabeza de Shane donde estaba Nicky se corrió, empujando todo lo que se le permitió en la boca de su amante, su cabeza se echó hacia atrás contra la pared. "Ohdios....ohdios.....ohmidios!" Jadeó.

Mirando hacia arriba, Shane se maravilló una vez más de haber sido capaz de provocar esta reacción, que era capaz de hacer que su mejor amigo y marido se corriera.
Confiando en que Nicky había terminado, Shane se echó hacia atrás, lamiendo a Nicky antes de limpiarse la boca con la mano mientras se levantaba.

"¡¿Cómo, en nombre de los dioses, has aprendido eso?!" Preguntó Nicky, aún bajando de su subidón post-orgasmo mientras tiraba de su marido hacia él, sin importarle que su polla aún estuviera colgando.

Sonrojado, Shane miró hacia abajo mientras arropaba a Nicky, con cuidado al subir la cremallera "Um... ¿haciendo lo que las mujeres me han hecho?" Respondió con la cabeza todavía agachada. "Oh y haciendo lo que me gusta". El tono de su voz vaciló, mostrando lo inseguro que estaba.

"Bueno, creo que lo hiciste brillantemente bebé, fue totalmente increíble". Aseguró Nicky.

"¿De verdad?"

"De verdad. Y aunque me encantaría pasar el resto del día aquí, tenemos una reunión a la que llegar".

"¡Cierto!" Reconfortado, Shane cogió la mano de su marido y le hizo bajar las escaleras.

Habían bajado dos pisos cuando oyeron que se abría la puerta del rellano en el que estaban.

"¡Jesús, eso estuvo cerca!" juró Nicky.

"Hoy sí que has usado el nombre del Señor en vano, Nix, ¡espero que te confieses pronto!".

"¿Si? ¡¿Y decir que soy un pigmeo y que me acuesto con otro hombre?!"

"Creo que encontrarás que la palabra es bígamo Nicky". Corrigió Shane con seriedad mientras los detenía y miraba hacia la escalera.

"¡Malditos niños!" La estruendosa voz resonó en el hueco de la escalera. "Control, aquí Gerry, ¿puede enviar a una asistenta a la escalera cuatro, nivel diez? Tenemos un derrame de cuerpos".

"¿Derrame de cuerpos? ¿Qué es eso?" Shane frunció el ceño.

"Creo que ha encontrado algo que puede haber....err, abandonado..." Fue el intento de Nicky de una delicada explicación.

"Oh... ¡oh cielos!"

"¿Las cámaras habrán captado algo?" Llegó una voz chasqueante desde la radio del guardia.

"No, no creo que lo haga el control, el derrame está fuera de la vista. Tendremos que limpiarlo y esperar que atrapemos a los sucios bichos".

Al oír el sonido de la puerta al cerrarse se hundió contra la pared. "¿Hay una cámara? Claro que hay cámaras, ¿por qué no se nos ocurrió?" Preguntó mirando a Nicky cuya cara estaba tan blanca como la suya.

"No lo sé amigo, pero hemos tenido suerte esta vez. Venga, vámonos antes de que el guardia decida venir por aquí".

En silencio los dos hombres bajaron el resto de las escaleras.
Volver arriba Ir abajo
shyni
Admin
shyni



The Morning After [Shnicky] Empty
MensajeTema: Re: The Morning After [Shnicky]   The Morning After [Shnicky] EmptyLun Mar 15, 2021 11:56 am

Al abrir la puerta de la sala de conferencias ambos se encontraron con un montón de miradas en su dirección.

"¿Qué?" preguntó Shane a la defensiva.

"¿Por qué están tomados de la mano?" preguntó Mark, moviendo un dedo de uno a otro.

Sorprendidos, tanto Shane como Nicky miraron sus manos unidas y se separaron rápidamente. Por tercera vez ese día, Shane sintió que se le caía el estómago. Este asunto del matrimonio era más difícil de lo que pensaba.

"Siempre tomo la mano de Nicky cuando usamos el ascensor". Shane explicó. Al darse cuenta después de que su respuesta sonaba apresurada, se cruzó de brazos en un intento de parecer natural.

Mark no parecía convencido. "¿Así que han cruzado el vestíbulo
cogidos de la mano?"

"¡No! Hemos utilizado el ascensor de al lado". Nicky hizo un gesto con el pulgar detrás de ellos; se alegró de haber recordado el otro ascensor.

"Pero ese es el otro lado del edificio desde sus habitaciones". Mark no iba a rendirse.

Nicky suspiró y se encogió de hombros. " Ok, así que estábamos jugando a ser tontos y terminamos en el otro lado del hotel, así que usamos el otro ascensor". Esperaba que su actitud y su tono de voz indicaran lo aburrido que estaba respondiendo a las preguntas de Mark.

Con un encogimiento de hombros, Mark se dio por vencido y se dirigió al fondo de la habitación para desplomarse en una de las sillas.

Tosiendo antes de hablar, Kian levantó la vista. "Um....Nicky? ¿Por casualidad has visto a Gina antes de bajar?"

Nicky se sonrojó y se movió de un pie a otro. "Sí, ¿por qué?"

"Err....no sé cómo decir esto amigo, pero creo que ella puede haber fallado un poco". Kian sonrió mientras señalaba la parte delantera de los pantalones de Nicky.

Nicky miró la pernera de su pantalón y de repente quiso que el suelo se abriera y lo tragara entero. "¡Oh, mierda!"

Lo único que pudo hacer Shane fue soltar un pequeño gemido, ¿cómo iban a salir de ésta?

"¡Maldito servicio de habitaciones!" gritó Nicky mientras trataba de frotar la marca blanca del material.

"¿Eh?" Shane estaba muy confundido.

"Recuerdas Shay, esa bandeja de té con crema que alguien había dejado fuera de su habitación". Nicky levantó las cejas mirando a su amigo mientras intentaba que su cara no se viera en el resto de la habitación, esperando que Shane le siguiera el juego.

"¿Qué pasa con eso?"

"¿Recuerdas cuando me caí y aplasté los restos de ese pastel?" Incluso para sus propios oídos, Nicky sabía que la historia sonaba poco convincente, pero si Shane le seguía el juego, podrían salirse con la suya.

Al final, al hacer clic, Shane soltó una carcajada. "¡Oh, sí! Gran caída Nick, ¡envíanos una postal la próxima vez!"

"Gran amigo eres". Murmuró Nicky mientras dejaba de intentar quitar la mancha y se acercaba al sofá. El hecho de que no hubiera más comentarios significaba que parecía que sus amigos se habían tragado su historia. Al menos por el momento.

Mientras el grupo se ponía cómodo en los sofás y el sillón, listo para la entrevista y las fotos, Jake irrumpió en la sala riendo. "¡Nunca adivinarás qué! Me acaba de decir la recepcionista que unos chicos se han puesto a ensuciar la escalera y han dejado un poco. Acaba de pasar el pobre ama de llaves que tuvo que limpiarlo. No me gustaría ese trabajo. ¿Qué podría poseer a alguien para follar en una escalera cuando hay cientos de habitaciones en este hotel?" Sacudiendo el director de la gira se dirigió a la mesa de refrescos y se sirvió un café.

Con un trago, Nicky se hundió en el sofá y trató de ocultar la señal reveladora en sus pantalones. Shane cruzó las piernas e intentó parecer serio.

Con dificultad pasaron la entrevista. No hubo más comentarios y, justo cuando los dos amantes empezaban a relajarse, comenzó la sesión de fotos. Estar tan cerca de Shane, y en ocasiones tener que sentir su cuerpo bajo sus manos cuando el fotógrafo insistía en las manos sobre los hombros o en apoyarse el uno en el otro, estaba volviendo loco a Nicky al recordar que sentía la firme carne desnuda bajo su cuerpo.

Cuando el fotógrafo declaró que tenía todo lo que necesitaba todos se sintieron aliviados. Mark y Kian salieron a fumar y Shane y Nicky se desplomaron en el sofá.

"Lo hemos llevado un poco lejos, ¿no?" Susurró Shane a pesar de que eran los únicos en la habitación en ese momento.

Nicky miró su regazo. "Sólo un poco".

"Lo siento mucho Nick, todo es culpa mía".

Nicky apretó la pierna de Shane: "Oye, no te preocupes, bebé, ciertamente no me estaba quejando en ese momento y ninguno de nosotros se había dado cuenta antes". La voz de Nicky era suave al recordar su pequeña sesión en la escalera.

Shane miró hacia el sofá. "Sí, lo sé, pero debería haber tenido más cuidado". Hubo una pausa mientras Shane seguía mirando hacia abajo antes de volver a hablar. "¿Nick?"

"¿Sí?"

"¿Sabías que tus pantalones están desabrochados?"

Con la barbilla en el pecho, Nicky trató de mirar hacia abajo, palpando la cintura y encontrando el botón firmemente subido. "No, no están".

"Ah, sí están y es obvio que estás directo". Dijo Shane mientras tiraba de algunos pelos sueltos que habían hecho un intento de liberarse.

La sangre se escurrió de la cara de Nicky mientras asimilaba su condición actual. "¡Mierda! Creí que los habías arreglado".

"¡Lo hice! Y si no recuerdo mal, te reacomodaste inmediatamente después y comprobaste que todo estaba arreglado. Supongo que la cremallera está hecha polvo".

Nicky volvió a subir la cremallera. "Joder. Me pregunto cuánto tiempo han estado así".

"No puede llevar mucho tiempo, alguien habría dicho algo".

Un estruendo en el pasillo indicó que debían tener compañía, así que con un casto beso en la mejilla de Shane, Nicky se dirigió al otro lado del sofá.

"Tengo las pruebas aquí si quieres verlas". Llamó Jake mientras esparcía las fotos sobre la mesa.

Reunidos alrededor de la mesa, los cuatro miembros de la banda se turnaron para mirar las fotos señalando sus favoritas, tratando de llegar a una pareja acordada que se utilizaría en la prensa.

Con una lupa, Shane miró un par de fotos con más detalle para asegurarse de que estaba mirando en la dirección correcta. Era conocido por mirar algo completamente diferente a los demás, así que siempre tenía un cuidado extra al mirar las pruebas. En esta ocasión no era él lo que le preocupaba. "¡Nicky!" Siseó, dando un codazo al rubio a su lado.

"¿Qué?"

Le entregó la foto y la lupa. "Mira esta más de cerca".

"¡Mierda, joder!" Nicky maldijo mientras se levantaba. Con el cristal se veían pelos pelirrojos por la zona de la cremallera.

"¿Qué les decimos a los demás?" Shane se estaba preocupando.

Antes de que Nicky pudiera volver con una respuesta se oyó la voz de Kian desde el otro lado de la mesa.

"Creí que te habías subido la cremallera cuando llegaste Nicky".

Nicky miró la cabeza del rubio que seguía estudiando un cuadro. "¿Qué?"

Kian levantó la vista. "Cuando entraste y te señalé esa mancha, pensé que te habías subido la cremallera entonces".

"¿Qué? ¿Te has dado cuenta y no has dicho nada?" La voz de Nicky se elevó cuando le resultó obvio que no tenía la cremallera rota.

Shane puso una mano en el brazo de su marido. "Pero lo hiciste Nicky, ¿no lo recuerdas?" Realmente no quería tener que explicar demasiado a sus amigos. Ahora mismo quería que su relación se asentara antes de salir. "Creo que debes tener la cremallera hecha polvo".

"Hmmm. Seguramente". Murmuró Nicky mientras se alejaba de la mesa.

Kian se encogió de hombros y volvió a su foto. "Lo que sea".

Mientras el sofá se sumergía, Nicky se dio la vuelta y miró a su marido. "Gracias". Nicky sonrió.

"No hay problema, pero tenemos que decirles algo. Hemos tenido mucha suerte hoy, pero no puede seguir así".

"Lo sé". Nicky suspiró: "¿Pero qué decimos y cuándo lo decimos?".

Mientras subían las escaleras para cambiarse para la cena, Shane y Nicky decidieron decírselo a Kian. Sabían que no podrían salirse con la suya en mucho más y siendo Kian el primo de Gillian y el que más posibilidades tenía de explotar, pensaron que él debía saberlo primero. No sabían cómo iban a decírselo.

Una vez fuera de sus habitaciones, Nicky miró a su alrededor para comprobar que el pasillo estaba despejado. Al comprobar que lo estaba, acercó a Shane. "Te amo, lo sabes, ¿verdad?"

Shane sonrió, Nicky era siempre el más sensible y con sus pequeñas inseguridades sólo lo hacía más entrañable para el moreno. "¡Sí, claro que lo sé! No puedo creer que te tenga como marido, ¡soy el tipo más afortunado del mundo!" Sonrió.

Nicky frunció el ceño. "No es el mejor inglés, Shay, pero creo que sé lo que quieres decir".

"¿Qué tenía de malo mi inglés?"

Nicky acercó a su marido mientras se reía. "¡Nada bebé, nada en absoluto!"

"¿Entonces por qué lo mencionas?" Shane estaba empezando a confundirse un poco ahora.

"Lo siento, sólo estaba un poco preocupado, eso es todo. No quiero perder esto y no quiero perder a nuestros amigos. Luego están las chicas. ¿Qué hacemos con ellas?" Todo el tiempo Nicky estaba frotando la espalda de Shane, tanto para tranquilizarse a sí mismo como a Shane.

"Preocupémonos de eso más tarde. Kian es nuestra principal prioridad en este momento. Decírselo a Gilly será una mierda comparado con decírselo a Ki".

Depositando un suave beso en los labios de Shane, Nicky se giró para abrir la puerta de su habitación. "Será mejor que entre y trate de despertar a Georgina, te llamaré en un momento, cariño. Te amo".

Soplando un beso a su amante, Shane se dirigió a su propia habitación, deteniéndose antes de meter la llave en la cerradura. Frunciendo el ceño volvió a la habitación de Nicky y llamó a la puerta.

"¿Me devuelves a mi mujer?" Preguntó cuando Nicky abrió la puerta.

"Buena suerte, está profundamente dormida. Creo que han bebido demasiado, tendrá suerte de no sufrir una intoxicación etílica. Gina casi logró decir que no iba a bajar a cenar, pero creo que llamaron al servicio de habitaciones antes".

Encogiéndose de hombros, Shane miró a su mujer, que estaba acurrucada bajo las sábanas abrazando una almohada y con un aspecto un poco mejor que antes. "¿Todavía está bien dejarla aquí?" Preguntó.

Metiendo las manos en los bolsillos, Nicky arrastró los pies. "Sí, pero puede significar que tengo que dormir contigo". Realmente quería quedarse con Shane de nuevo, pero no había estado seguro de cómo abordar el tema, ahora parecía que sus oraciones habían sido escuchadas.

Con una sonrisa casi tan grande como sus ojos, Shane asintió. "Claro be.....bé ningún problema". No estaba seguro de lo despiertas que estaban las chicas, debían ser muy cuidadosas.

Sonriendo como si su vida dependiera de ello tomó todo el autocontrol de Nicky para no saltar. "Genial. Nos vemos en un rato entonces".

"Dame diez y estaré listo". Dijo Shane mientras salía de la habitación. ¿Diez minutos? ¿Podría estar listo para impresionar en eso? Rebuscando en su armario, eligió un par de pantalones negros ajustados y una camisa azul oscuro. No era el atuendo más aventurero, pero sabía que el color le sentaba bien y le gustaba cómo le quedaban los pantalones. Arrojando la ropa sobre la cama, abrió la ducha.

En cuestión de segundos, Shane estaba listo. Se cepilló el pelo en sus puntas más normales y se echó un poco de aftershave para estar listo para encontrarse con su marido.

Cuando Nicky abrió la puerta, Shane sintió que su cuerpo reaccionaba ante la visión que le recibió. Nicky llevaba un pantalón de vestir negro con corte de bota y una camisa de lino blanca que resaltaba su bronceado.

"¿Listo?" Shane tragó saliva. ¿Cómo iba a mantener sus manos fuera de Nicky toda la noche?

"¡Sí!" Sonrió Nicky, su atuendo obviamente había funcionado.

Mientras caminaban por el pasillo, Shane podía sentir la picazón de sus dedos por alcanzar los de Nicky y, aunque el pasillo era lo suficientemente amplio, caminaron lo más cerca posible, rozándose en cada oportunidad.

Justo cuando estaban a punto de llegar al hueco de la escalera, Kian salió de su habitación y pulsó el botón del ascensor. "¡Hola chicos!" Llamó. "¿Quieren bajar en el ascensor?".

Sonriendo y tratando de contener una risa Nicky se dio la vuelta.

"¡Compórtate!" reprendió Shane, dando un empujón a Nicky antes de volverse hacia Kian. "Sí, claro amigo, gracias".

Dentro del ascensor, Nicky se puso muy tenso, balanceándose sobre sus pies mientras miraba al techo en un intento de evitar la cuenta atrás del indicador de piso, sus manos apretando y soltando. No importaba en cuántos ascensores entrara, nunca se sentía cómodo en ellos.

Shane miró a su marido, y su corazón se le encogió. Deseaba desesperadamente abrazar a Nicky y tranquilizarlo, pero cualquier intento que hiciera podría terminar muy rápidamente en algo más familiar de lo normal. No quería arriesgarse. En su lugar, tuvo que conformarse con una pequeña sonrisa cuando Nicky miró en su dirección y tratar de no hacer comentarios sobre los ojos llorosos.

Cuando el ascensor finalmente aterrizó, tanto Kian como Shane pudieron oír el suspiro de alivio que escapó de los labios de Nicky. Mientras salían, Shane dejó que una mano se posara en la parte baja de la espalda de Nick, su pulgar acariciando la suave piel que quedaba al descubierto. "¿Estás bien?" Susurró.

Nicky esbozó una pequeña sonrisa. "Sí, ahora sí. Gracias".

"¡Vamos a por la comida!" Llamó Kian mientras se dirigían al comedor.

"Umm... ¿Ki?" Shane decidió que era ahora o nunca.

Kian se detuvo y esperó a que lo alcanzaran. "¿Si compañero?"

"Antes de entrar hay algo que Nicky y yo queremos decirte".

"¿Si?"

"Sí... bueno... la cosa es.... verás... Nicky y yo, bueno somos lo....."

Antes de que Shane pudiera terminar sonó el móvil de Kian.

Kian levantó una mano, "Espera Shay". Dijo mientras miraba el identificador de llamadas. "¡Hola Louis! ¿Qué pasa?" Kian se dio la vuelta y continuó su conversación.

Con un suspiro Shane miró a Nicky. "Bueno, lo intentamos. Tal vez más tarde".
Volver arriba Ir abajo
shyni
Admin
shyni



The Morning After [Shnicky] Empty
MensajeTema: Re: The Morning After [Shnicky]   The Morning After [Shnicky] EmptyLun Mar 15, 2021 12:15 pm

La cena fue un asunto tranquilo una vez que Kian terminó su llamada telefónica y se unió a los demás en la mesa. Shane y Nicky luchaban contra las ganas de tocarse y Shane sentía emociones contradictorias sobre su decisión de decírselo a Kian. Una parte de él se alegraba de que no lo hubieran conseguido y la otra parte estaba desesperada por decírselo para poder relajarse como pareja delante de sus amigos. Mark se limitó a empujar su comida por el plato, sin interesarse por lo que estaban comiendo y
Kian estaba totalmente ajeno a lo que ocurría, con la mente puesta en su llamada telefónica de Louis.

De repente, Shane empujó su silla hacia atrás y se levantó. " No tardaré nada, necesito ir al baño". Mientras hablaba miró a Nicky con la esperanza de que entendiera el mensaje.

"¡Bien, amigo, pero deberías haberte ido antes de sentarte!" bromeó Mark.

"Sí, bueno, bajamos tarde así que no tuve la oportunidad". Incluso para sus propios oídos Shane pensó que eso sonaba raro, pero Mark no parecía demasiado molesto y siguió empujando su comida.

"No tardaré nada". Shane murmuró y se escabulló hacia los baños.

Nicky lo vio irse y trató de pensar en una forma de seguirlo sin parecer demasiado sospechoso. Al ver que Kian casi había terminado su comida y que Mark no parecía tener intención de comer, se puso de pie. "Tengo que hacer una llamada chicos, mientras estoy fuera ¿quieren un trago?"

Kian levantó la vista. "La camarera puede traer bebidas, ¿sabes?"

Pensando rápidamente Nicky trató de poner su mirada más `materialista'. "Sí, lo sé, pero me refería al bar".

"Oh. Bueno, en ese caso me tomaré una cerveza, gracias amigo. Saldremos en un rato".

"Lo intentamos antes". Murmuró Nicky mientras se daba la vuelta.

"Lo siento, ¿qué has dicho? No te he oído". Kian llamó a la figura de Nicky que se retiraba.

"¡Nada! Dos cervezas, ¿sí?" Y Nicky salió corriendo.

En los baños Nicky encontró a Shane apoyado en los lavabos. "No pensé que fueras a venir". Shane sonrió.

"Sí, bueno, no fue fácil". Nicky se despidió, mirando rápidamente en los puestos para asegurarse de que estaban solos antes de rodear con sus brazos la cintura de Shane. "Tenemos que decírselo". Fue todo lo que logró decir antes de que unos suaves labios se encontraran con los suyos.

Empujando la camisa de Nicky, Shane pasó sus manos por el pecho de Nick, amando la sensación ahora familiar. "Lo sé y lo haremos".

Sin querer perder más tiempo, Nicky se lanzó hacia delante y besó a su marido, con la boca abierta y las lenguas luchando. La intimidad del beso y la calidez del cuerpo del otro bajo sus manos provocaron revueltas en sus pantalones, necesitando sentir más fricción Nicky empujó su ingle más cerca de la de Shane y recibió un gemido cuando Shane sintió el contacto.

"Hay algo muy barato y sucio en follar en los baños". Shane murmuró mientras desabrochaba los tres botones de la camisa de Nicky.

Nicky esbozó una sonrisa: "Pero lo sucio es bueno". No dejó ninguna duda sobre la definición de "sucio" en la que estaba pensando.

Shane ignoró el comentario de Nicky e intentó hacer su mejor puchero. "Sí, pero no quiero hacerlo en los baños".

"¿Quién dice que tenemos que hacerlo? Sólo quiero tocarte". Nicky tranquilizó mientras acariciaba el cuello de Shane, sus manos desabrochando la hebilla del cinturón de su marido.

"Oh, Dios". Fue el gemido de Shane mientras sus hábiles dedos rodeaban su dolorida polla. "Eso puedo hacerlo". El resto salió en otro gemido cuando Nicky comenzó a bombear, queriendo aliviar a Shane de su presión.

Con la cabeza apoyada en el pecho de Nicky y las manos alrededor de la delgada cintura, Shane utilizó todo su control para mantenerse erguido, lo máximo que pudo hacer fue dejar que sus pulgares acariciaran la suave piel de las caderas de Nicky.

Shane echó la cabeza hacia atrás, pero siguió sujetando a Nicky. "¡Voy a ....voy a ....oh Dios mío... voy a... correrme!" Su última palabra fue un gruñido mientras dejaba caer la cabeza hacia abajo, el fluido caliente se disparó sobre la mano de Nicky y el suelo.

Apoyándose en el lavabo una vez más, Shane trató de recuperar el aliento. "¡Jesús Nix, no esperaba eso!"

Con una mirada un poco presumida, Nicky cogió algunas toallas de papel. "Bueno, tenía que devolver el favor de antes". Dijo, limpiando primero a Shane y luego el suelo.

Comprobando que su bragueta estaba bien cerrada, Shane se metió la camisa por dentro. "Te amo, ¿sabes?" Dijo suavemente mientras Nicky se ponía de pie.

"¿Tanto como yo te amo?" La voz de Nicky era igual de suave mientras pasaba el dorso de su mano por la mejilla de Shane. "Si es así debe ser mucho".

Mirando la cara de Nicky y el amor en sus ojos Shane casi lloró. No creía que pudiera querer más a nadie. "Lo es".

Depositando un suave beso en los magullados labios de Shane, Nicky se volvió hacia los cubículos y tiró la toalla de papel en el inodoro antes de usarla.

Mientras Nicky estaba en el cubículo, Shane hizo un vano intento de alisarse el pelo. Justo cuando terminaba, Nicky salió abrochándose los botones y lo atrajo hacia él, reclamando sus labios. Justo cuando Shane se apartó la puerta se abrió y entró Mark.

"¿Todo bien?" Preguntó Mark, mirando de uno a otro, un poco preocupado.

"Um....yeah....Shane tenía algo en el ojo". Fue lo primero que se le ocurrió y Nicky pensó que era posiblemente la peor excusa de la historia del mundo. Como Shane estaba de espaldas a la puerta se limitó a hacer una mueca.

"Ok...." Mark no parecía convencido pero lo dejó pasar. "Sólo quería que supieras Nicky, que Gina te estaba buscando".

Shane sintió su estómago caer.

"¿Gina?" Nicky frunció el ceño.

"Sí, ¿como tu esposa?"

"¿Dijo lo que quería?"

Mark negó con la cabeza. "No, sólo que si pudieras subir con ella".

"Sí, voy a subir ahora. ¿Tu ojo está bien hu....herido?" Dios, ¿podría dejarlos caer en él?

"Sí, gracias Nicky". Shane hizo una mueca.

"Ok, te veo luego". Nicky quería decir mucho más pero con Mark allí estaba limitado. Tuvo que conformarse con levantar la mano en un puño y extender los dedos índice, meñique y pulgar.

Sonriendo, Shane le devolvió la señal mientras Mark y Nicky salían del baño. "Yo también te amo". Dijo Shane en voz baja. Cualquier posibilidad de pasar la noche juntos desapareció.

Subiendo las escaleras, Nicky tomó nota de que debía dejar de fumar, o bien superar su miedo a los ascensores. Para cuando llegó a su piso y se quedó en la cima jadeando, Nicky había decidido que superar su fobia sería lo más fácil y sería menos probable que le hiciera daño. sería menos probable que le hiciera una travesura. El ejercicio era definitivamente malo para ti y no debe ser alentado. Finalmente pudo respirar una vez más Nicky se dirigió por el pasillo hacia su mujer.

Al abrir la puerta, Nicky se encontró con dos mujeres que se esforzaban por hacer las maletas. "¿Qué están haciendo?" Preguntó mientras cerraba lentamente la puerta.

Georgina levantó la vista, haciendo una mueca de dolor al moverse demasiado rápido. "Oh, hola cariño, supongo que Mark te ha encontrado". Mirando a su alrededor mientras Gillian subía la cremallera de su bolsa y la llevaba a la puerta, continuó: "Hemos decidido volver a casa, las dos nos sentimos como una mierda y tú terminas aquí en un par de días de todos modos. Me siento mejor si estoy enferma en casa. Lo último no tiene ningún sentido, ¿verdad?". Preguntó con el ceño fruncido. Pensar era realmente difícil en este momento.

Nicky se rió suavemente y sonrió. "Está bien, cariño, sabía lo que querías decir. ¿Seguro que vas a estar bien viajando en tu estado?"

Asintiendo con cuidado mientras recogía sus maletas, Georgina sonrió. "Sí, viajar no será un problema. ¿La luz del día? Eso es otra cosa".

"Bien, cuídense las dos y prométanme que llamarán cuando lleguen a casa".

Alcanzando, Georgina puso un suave beso en la mejilla de Nicky. "Lo haré, lo prometo. Te amo".

"Yo también te amo".

Georgina miró a su amiga. "¿Lista?" Al recibir una respuesta positiva, las chicas salieron de la habitación.

Suspirando, sin saber si alegrarse o entristecerse, Nicky miró la cama recién hecha, observando las sábanas limpias. Tal vez tendría su noche con Shane; tenían que aprovechar al máximo el tiempo que pasaban juntos, ya que se iban a casa en dos días. Sacando su teléfono del bolsillo, envió un breve mensaje de texto a su marido, informándole del giro de los acontecimientos.

Para cuando Nicky volvió a bajar, Shane estaba empezando a ahogar sus penas, ajeno a la conversación entre Mark y Kian al otro lado de la mesa.

"Hola precioso". Murmuró Nicky, sentándose al lado de Shane.

"¿Qué haces aquí?" Preguntó sorprendido Shane.

"Umm... ¿sentado bebiendo con mi marido y amigos?" Susurró Nicky.

"Pero se supone que estás con Gina. ¿Qué quería ella de todos modos?" Era difícil mantener la amargura de su voz. Le agradaba Georgina, pero al fin y al cabo estaba casada con su marido y podía tener una relación abierta con él. A diferencia de él mismo.

"Oh, sólo para hacerme saber que se dirigía a casa con Gilly". Nicky trató de mantener su voz despreocupada mientras alcanzaba su bebida que Mark había colocado en la mesa lista para él.

"¡¿Qué?! ¿Se han ido a casa?" Shane casi se cae de la mesa al dejar su bebida en estado de shock. "Gilly no me lo dijo".

Sacando un sobre de su bolsillo, Nicky se lo entregó a Shane. "Me pidió que te diera esto al irse".

Frunciendo el ceño, Shane lo abrió. Al leerlo, la confusión se extendió por sus rasgos.

Al notar que Nicky se había reunido con ellos y que Shane estaba repentinamente preocupado, Kian levantó la vista. "¿Qué tienes ahí, amigo?"

Aún leyendo la carta, Shane respondió vagamente: "Una carta de Gilly". Su ceño se arrugó al fruncir las palabras.

"¡¿Qué, usa palabras con más de dos sílabas?!" Kian se rió.

Sin siquiera apartar la vista del papel, Shane levantó dos dedos hacia su amigo.

"¿Qué ha dicho Shay?" Nicky se estaba preocupando.

"Que se dirige a casa y que quiere un descanso". Shane dio la versión corta mientras doblaba la carta de nuevo.

"Pero acaba de pasar unas vacaciones aquí". Kian frunció el ceño mientras se bebía los restos de su bebida y pedía otra a una camarera que pasaba por allí.

"No ese tipo de descanso". La voz de Shane era baja mientras dejaba que el contenido de la carta se asentara.

Kian parpadeó. "Oh". Al mirar a su amigo, se dio cuenta de que había muy poco que pudiera decir ante esa clase de admisión.

Mark, que había permanecido callado debido a su ingesta de alcohol, se acercó y apretó la mano de Shane. Cuando los ojos de color avellana lo miraron, Mark le dedicó una sonrisa, haciéndole saber a Shane que estaba allí para él.

Por debajo de la mesa, Nicky movió su mano para apoyarla en el muslo de Shane. Dejando caer su propia mano, Shane entrelazó sus dedos. Sabía que debería estar devastado por la decisión de Gillian, pero una parte de él no podía controlar la anticipación que estaba creciendo. ¿Tal vez esto podría ser algo bueno?

Decidiendo dar por terminada la noche temprano, Shane y Nicky subieron las escaleras. Ni Mark ni Kian intentaron detenerlos o hacer que Shane hablara con ellos. Cuando Shane estuviera listo para hablar lo haría, mientras tanto decidieron dejarlo hacer lo suyo, que cuando se trataba de Shane podía ser cualquier cosa.

"¿Debo estar feliz o triste?" preguntó Shane tras varios minutos de silencio.

Tomando la mano de Shane, Nicky le dio un pequeño apretón. "No lo sé amigo, no puedo responder a eso por ti". Dijo suavemente, todavía sosteniendo la mano de su marido. "¿Crees que necesito hacer más ejercicio?"

"¿Eh?" La mente de Shane se apartó repentinamente de su problema por un momento.

"Sólo me preguntaba si necesito hacer más ejercicio. Antes, cuando estaba corriendo hasta aquí, me di cuenta de lo poco en forma que estaba y pensé que podría necesitar ir al gimnasio."

"Pues yo creo que estás bastante en forma". leyó Shane.

Sacudiendo la cabeza, Nicky se rió. "¡No es la definición que tenía en mente!"

"Podrías coger el ascensor". Sugirió Shane, lo que le valió una mirada asquerosa de Nicky. " Ok, ¿que tal si dejamos los cigarros?"

"¡¿Qué tal si los dejas tú?!"

Asintiendo con la cabeza en señal de comprensión, Shane suspiró. "El gimnasio será entonces". La pequeña frase sonó como una sentencia de muerte para Nicky.

Subiendo el resto del camino en silencio Nicky continuó sosteniendo la mano de Shane, soltándola sólo cuando llegaron a la puerta del dormitorio.

Nicky asintió hacia la puerta mientras Shane giraba la tarjeta de la llave en su mano. "¿Vamos a entrar?"

Shane levantó la vista con los ojos llorosos. "¿Te importa si vamos a tu habitación?"

"Por supuesto que no, amor". Nicky dio un apretón en el hombro de Shane. "Vamos." Y le indicó el camino.
Volver arriba Ir abajo
shyni
Admin
shyni



The Morning After [Shnicky] Empty
MensajeTema: Re: The Morning After [Shnicky]   The Morning After [Shnicky] EmptyLun Mar 15, 2021 12:32 pm

Una vez dentro de la habitación, Nicky rodeó con sus brazos la parte superior del cuerpo de Shane, acercándolo y caminando de espaldas hacia la cama. Cuando sus piernas tocaron el lado de la cama, Nicky se sentó lentamente, tirando de Shane con él hasta que se tumbaron en la cama. Con su mano recorriendo el suave pelo castaño, Nicky se encontró susurrando palabras sin sentido para tranquilizarlo. Sabía que a Shane le costaba decidir cómo debía sentirse, pero una parte de él se alegraba de que se hubiera roto un obstáculo.

"¿Nix?" Shane preguntó al pecho de Nicky.

"¿Hmm?"

"¿Me das un beso?"

"Creo que sí". Inclinándose, Nicky rozó muy suavemente sus labios sobre los de su marido, tratando de ignorar las pestañas húmedas que lo miraban.

La sensación casi de mariposa en sus labios hizo que Shane tuviera hambre de más. Empujando para obtener un mejor acceso, colocó una mano a cada lado de la cara de Nicky, amando el tacto de la barba de caballo en sus palmas mientras tiraba de Nicky hacia abajo, separando sus labios para ofrecer la entrada de la lengua de Nicky, gimiendo cuando la oferta fue aceptada. Sintiendo el escalofrío que recorría el cuerpo de Nicky cuando sus ingles entraron en contacto, Shane empujó hacia abajo. Necesitaba esto para reafirmar que Nicky no iba a dejarlo a él también.

"Te deseo. Quiero que me hagas muchas cosas traviesas". Gruñó Shane mientras tanteaba los tres botones de la camisa de Nicky.

Incapaz de contenerlo, Nicky dejó escapar las risas. "Eso no es precisamente constructivo para los momentos románticos Nix". reprendió Shane, rodando y cruzando los brazos en un resoplido.

Nicky se acercó y acarició el brazo de Shane y viajó hasta
llegó a la nuca de Shane. "Lo siento bebé pero fue tu intento de hablar sucio".

Haciendo un mohín, Shane se puso de lado mirando a Nicky. "Sé que no era tan específico, pero no había necesidad de reírse. Simplemente no sabía lo que quería que hicieras".

Su corazón se derritió ante la ingenuidad de su marido Nicky pasó un dedo por la columna vertebral de Shane. "¿Por qué no lo dijiste? Siempre se me ocurren muchas cosas muy sucias para hacerte". La lujuria en la voz grave de Nicky llegó a la ingle de Shane antes de que pudiera darse la vuelta.

"¿Quieres mostrarme?" Preguntó Shane.

"Tus deseos son órdenes para mí". Nicky se arrastró por la cama, tirando de los pantalones de Shane con él, besando los firmes y peludos muslos y pantorrillas mientras se quitaba la ropa. Con Shane en un estado adecuado de desnudez, Nicky se bajó de la cama y se quitó el resto de la ropa, manteniendo el contacto visual mientras lo hacía, la visión de Shane tumbado en la cama era muy excitante. Subiendo de nuevo, Nicky pasó sus manos por la forma desnuda que le esperaba. "Vamos, date la vuelta para mí". Susurró, persuadiendo a Shane para que se diera la vuelta.
Tomándose su tiempo, Nicky dejó que sus manos recorrieran cada parte de su marido, permitiéndose conocer cada miembro y cada pliegue de su nuevo templo de adoración.

Una vez que sus manos hubieron completado su recorrido, Nicky repitió el proceso, esta vez besando a lo largo de la misma ruta, su lengua trazando intrincados patrones a intervalos aleatorios. A medida que se acercaba a los suaves y redondos montículos de las nalgas de Shane, podía oír el ritmo creciente de la respiración de su amante, cada jadeo reflejando el pulso de su ingle.

Pasando suavemente sus dedos por el pliegue y presionando contra la fruncida entrada, Nicky indicó su siguiente ruta. Un pequeño gemido de "por favor" indicó el permiso de Shane y Nicky cumplió su promesa, bajando la lengua y acariciando hábilmente la sensible abertura.

"Oh, Dios... por favor, .... más".

Las burlas y el tanteo continuaron, Nicky hizo girar su lengua y empujó hasta que Shane pudo sentir la punta dentro de él. Tomando los ruegos de Shane como algo bueno y sintiendo el suave cuerpo debajo de él empujando hacia atrás, Nicky subió un dedo chupándolo para cubrirlo de saliva. Colocándolo suavemente sobre la entrada de Shane, Nicky susurró tiernas palabras de amor antes de insertar el dígito. La intrusión fue incómoda pero no inoportuna para Shane y cuando Nicky comenzó a moverse Shane necesitaba sentir más de su marido dentro de él.

Sin querer causar ningún dolor a Shane, Nicky esperó hasta estar seguro de que Shane estaba preparado físicamente antes de cambiar sus dedos por su polla, ahora dolorosamente dura. Empujando lentamente en el cuerpo de Shane mientras agarraba las caderas firmes Nicky pensó que nunca, en toda su vida, había sentido algo tan maravilloso. Saber que estaba haciendo el amor con su nuevo marido, un marido que lo amaba, y que esta vez lo recordaría, era una sensación increíble. Una que iba a asegurarse de conservar para siempre.

Para Shane nunca se había sentido tan pleno o completo. Sabía que Nicky no lo hacía por compasión sino porque lo amaba y en ese momento sabía que era a Nicky a quien amaba más que a nada y probablemente siempre lo había hecho. Sintiéndose satisfecho con este conocimiento y relajando su cuerpo aún más, Shane permitió que su orgasmo lo inundara, enviándolo hacia lugares que nunca antes había alcanzado. La repentina tensión de Shane le dio a Nicky el último empujón hacia el borde; envolviendo a Shane con sus brazos, se corrió con fuerza dentro de su marido.

Durante varios minutos permanecieron juntos, Nicky todavía dentro de Shane, con la respiración agitada mientras luchaban por recuperarse de su subidón postorgásmico.

Sosteniendo a Shane en sus brazos, Nicky acarició con ternura el suave cabello castaño. "Dios mío, eso fue increíble, estuviste increíble". Dijo, encontrando finalmente su voz de nuevo, la ronca teniendo un poco más de aspereza a ella.

Mirando al rubio Shane sonrió. "Tú... bueno, estuviste increíble. Nunca pensé que podría sentirme así. Quiero quedarme así para siempre".

"¿Qué, sudoroso, pegajoso y en la cama?"

Shane se quedó pensativo. "Bueno, no es exactamente lo que tenía en mente. Pensaba más bien en estar a salvo en tus brazos y ser amado, pero tu idea tiene algo a favor. Siempre y cuando haya muchas cosas que lleven a ello".

Riendo, Nicky se inclinó para un beso. Mientras los dos amantes se ponían cómodos, el beso se volvía lento e íntimo, alguien llamó a la puerta.

"Mierda. ¿Por qué no pusimos el cartel de "No molestar"?" Murmuró Nicky mientras salía de la cama y se dirigía a ver quién estaba allí. "Joder".

"¿Qué?" preguntó Shane, un poco preocupado. Tal vez era Georgina que volvía a reclamar a su marido.

Nicky volvió a mirar a la cama. "Es Mark".

El color se drenó de la cara de Shane. Estaba desnudo y en la cama, Nicky estaba de pie en la puerta MUY desnudo y para colmo su amigo y compañero de banda estaba al otro lado de la puerta. "¡Mierda! ¿Qué diablos vamos a hacer Nix?"

"No lo sé". Nicky se encogió de hombros. "¿Dejarle entrar?"

"¡¿Estás loco?! ¿Qué decimos? "Hola Mark, por favor, disculpa nuestro estado actual pero Nicky y yo hemos estado follando sin sentido".

"Bueno, probablemente no con esas palabras exactas, pero tal vez algo en esa línea". Al ver la mirada de Shane, continuó. "Íbamos a decírselo esta noche, ¿recuerdas?"

"Sí, pero eso fue antes e íbamos a decírselo a Kian primero".

Volvieron a llamar a la puerta y se oyó la voz de Mark a través de la madera. "Nicky, ¿estás ahí? ¿Has visto a Shane?"

"Sí, espera amigo". Nicky llamó y luego se volvió hacia Shane y habló en un fuerte susurro. "Shay, voy a dejarle entrar, así que será mejor que pienses cómo decírselo".

Tragando su miedo Shane asintió, tirando de la sábana alrededor de su cuello y observó como Nicky abrió la puerta.

"¡Podrías haberte puesto algo de ropa, amigo! No he interrumpido nada, ¿verdad?" preguntó Mark con un guiño.

Nicky soltó una carcajada mientras cerraba la puerta. "¡No, acabo de terminar!"

"Gracias a Dios, no querría entrar en ningún..." Mark se detuvo al darse cuenta de quién estaba en la cama de Nicky. "oh-kayyy..."

Mirando hacia arriba con los ojos muy abiertos y nerviosos, Shane habló. "Mark puedo explicar... realmente puedo... yo... más bien... nosotros... íbamos a decírtelo antes... realmente íbamos... pero... pero..."

Mark levantó una mano y cerró los ojos. "Shane, para. Estás divagando. Mira, lo que hagan ustedes dos es cosa suya. Sólo quería pasarme a ver si estabas bien, pero", sonrió. "Parece que lo estás. Así que me voy". Intentando no reírse, Mark salió de la habitación.

El pánico inundó a Shane. "¿Crees que se lo dirá a Kian?"

"Bueno, acaba de ir en dirección a la habitación de Kian". Sonrió Nicky mientras volvía a pasearse hacia la cama. "Así que supongo que las posibilidades son altas". Arrastrándose por la cama, besó a su marido: "¿Qué tal si seguimos como antes de que nos interrumpieran?". Sorprendentemente, Nicky se encontró con que se apartó.

"¡No Nix, no puedo!"

"¿Por qué?" Nicky hizo un mohín.

"¡Porque al final del pasillo le están diciendo al primo de mi actual esposa que me estoy tirando a mi mejor amigo y probablemente viene hacia aquí para darme una paliza!"

Nicky dejó escapar un resoplido mientras se cruzaba de brazos. "¿Por qué no bajas y se lo dices entonces?". Murmuró.

"Creo que lo haré". Shane estuvo de acuerdo, saltando sobre una pierna mientras intentaba ponerse los pantalones y caminar hacia la puerta al mismo tiempo.

Mirando con la boca abierta mientras su amante salía por la puerta, todo lo que Nicky pudo decir fue: "¡Estaba bromeando!" a la espalda de Shane que se retiraba.

Corriendo por el pasillo, Shane pudo oír los pasos que le seguían. Miró hacia atrás y vio a Nicky, con el torso desnudo, subiéndose la cremallera del pantalón. El botón superior desabrochado le permitió a Shane ver el pelo, lo que, combinado con el suave corte del material, casi le hizo darse la vuelta y llevar al rubio de vuelta al dormitorio. Sabiendo que su misión era importante para ambos, esperó a que Nicky lo alcanzara.

"Pensé que debíamos hacerlo juntos". Nicky jadeó.

"Realmente necesitas hacer más ejercicio, ¿no?" Shane frunció el ceño.

" Que te jodan".

"Creo que ya lo hiciste". Sonrió Shane mientras se adelantaba.

Una vez más Nicky se quedó mirando mientras Shane se alejaba, sorprendiéndolo de nuevo. ¿Desde cuándo Shane se había vuelto ingenioso? Para cuando Nicky lo alcanzó, Shane estaba parado frente a la puerta de Kian con la mano levantada listo para tocar. "¿Qué pasa bebé?" Nicky preguntó, deslizando su mano en la libre de Shane.

"Tengo miedo". Susurró Shane cuando finalmente llamó a la puerta.

Al otro lado, se oían voces murmuradas y crujidos. Finalmente, la puerta se abrió y un nervioso Kian se enfrentó a ellos. "¿Sí?"

"Hola... um... Kian". Tartamudeó Shane.

"¿Sí?" Repitió Kian. Todavía estaba de pie en la puerta.

"Hola... sí... Mark vino a vernos".

" Lo sé, me lo dijo". La voz de Kian era uniforme, sin revelar su opinión.

"Sí, bueno hay algo que... yo.... tenemos que decirte". Sintiéndose repentinamente incómodo, Shane se encontró mirando la alfombra preguntándose por qué los hoteles siempre tenían patrones de paisley.

Mirando por encima de su hombro, Kian abrió la puerta. "Será mejor que entres entonces".

Entrando en la habitación, Shane se fijó en las botellas de cerveza vacías y las cajas de vídeo alquiladas. "¿Tuvieron una fiesta Ki?" Preguntó.

"Um... había tenido un poco de entretenimiento, sí". Respondió Kian mientras enderezaba la sábana de la cama antes de sentarse. "Entonces, ¿qué querías decir?"

"Bueno... es sobre mí y Nicky". Shane suspiró antes de sentarse junto a Kian, sintiéndose un poco más confiado. "Somos bígamistas".

"¡¿Que son qué?!" Kian frunció el ceño.

Nicky negó con la cabeza. "Shane, quieres decir bígamo".

"Sí, lo que él dijo". Asintió Shane.

Kian sonrió. "Ah ha ok, es justo. Pero, ¿cómo resolviste eso?"

"Bueno, yo me casé con Gillian y Nicky se casó con Gina..."

"Sí, eso lo sé, estuve en las bodas".

"Y nos casamos entre nosotros". Shane soltó mientras tanteaba la mano de Nicky.

Kian levantó las cejas. "¿Casados el uno con el otro?" Recibiendo un movimiento de cabeza como respuesta, continuó: " Ok, ¿entonces cómo funciona eso?"

Mirándose con pánico el uno al otro, Nicky y Shane trataron de pensar en silencio cómo explicarlo. "Bueno, fuimos a una capilla en el Strip y nos casamos". Explicó Nicky.

"También tenemos una foto". Añadió Shane con bastante orgullo. En su opinión, era la mejor foto de los dos.

"¿Y cuándo fue esto?" Preguntó Kian, cruzándose de brazos.

"Um... anoche". Tomando la expresión inexpresiva de Kian como una de molestia por no haber sido invitado Shane continuó: "Te hubiéramos invitado si hubiéramos sabido lo que íbamos a hacer."

"Ah ha."

Detrás de ellos, el retrete tiraba de la cadena. Al girarse bruscamente, los tres se encontraron con un Mark que parecía avergonzado. "Lo siento Ki, me olvidé".

Kian se sonrojó y le devolvió la sonrisa. "No pasa nada. Pasa". Mark se acercó y se sentó al lado de Kian, todavía un poco avergonzado. "¿Qué vas a hacer ahora?" Preguntó.

Shane bajó la cabeza. "No lo sé. Realmente no lo sé. No creo que Gilly quiera quedarse conmigo y yo quiero a Nicky". Miró a su marido: "Y si quiere quedarse conmigo, que creo que sí", Nicky apretó la mano de Shane mientras asentía, "entonces me quedaré con él".

"¿Y tú Nicky?"

"¡Maldita sea si lo sé! Amo a Shane pero necesito hablar con Gina primero".

Hablando por primera vez, Mark miró a los recién casados. "¿Cuándo supieron que se amaban?"

Notando que Shane estaba un poco incómodo con las explicaciones, Nicky se encargó de ello. "Todavía es un poco nuevo para nosotros".

"¡¿Todavía, se casaron?!"

"Sí, bueno..." Nicky se sonrojó.

Kian sonrió.

"¿Por qué sonríes?" Preguntó Shane.

"Por nada".

Mark dejó escapar una risita. Shane lo miró. "¿Mark?"

Nicky miró de uno a otro. "Ellos saben algo Shay".

"¿Qué quieres decir?"

"Vamos, salgan con eso ustedes dos".

"¿Chicos...?" Preguntó Shane, preocupándose un poco.

Mark se inclinó, susurrando al oído de Kian. "Será mejor que les digamos Ki".

"¿Tenemos que hacerlo?"

"Kian... me lo prometiste..."

Sometiéndose, Kian se volvió hacia Shane y Nicky. "No hemos sido del todo sinceros con ustedes dos, sabemos más de lo que decimos".

"¿Cómo?"

"Bueno, sabíamos lo que nos ibas a contar. De hecho, lo preparamos".

Nicky miró a Kian con los ojos entrecerrados. "¿Preparar qué?"

Kian se miró las manos. " Ustedes dos ".

Nicky se sentó y se cruzó de brazos, deseando de repente haberse puesto más ropa. Sobre todo cuando intentaba parecer enfadado. "¿Cómo y por qué?"

"Nos estábamos enojando seriamente con verlos coquetear y burlarse el uno del otro pero sin llegar a ningún lado o admitir lo que sentían. Así que tomamos el asunto en nuestras manos".

"¿Qué nos casaron?" Preguntó Shane.

"No exactamente".

"¿Cómo?" Exigió Nicky. Quería saber, no le gustaba que la gente se metiera con sus sentimientos. Incluso si como Kian tenían razón.

"Conseguí que Mark manipulara una foto de ustedes dos y los emborrachamos seriamente para poder llevarlos a la cama".

"¡Pero debimos seguirle la corriente!" Exclamó Shane.

"¿Cómo has resuelto eso?" Preguntó Mark.

"Bueno, hicimos... cosas. Había cosas en la cama".

"Cera para el pelo". Sonrió Kian.

Shane estaba impresionado. "Vaya. Han pensado en todo".

"¿Cera para el pelo?" Nicky frunció el ceño. "¿De dónde has sacado cera para el pelo... has usado mi cera?". Ante el arrebato de Nicky, Kian se acercó a Mark.

"Sí, lo siento amigo. Fue sólo un poco!" Kian tragó saliva.

"No te metas con el producto para el cabello de un hombre". Nicky gruñó, disfrutando de la mirada de miedo en la cara de Kian.

"¡Pero funcionó!" Kian le respondió: "Por fin están juntos".

Nicky miró a su "marido" y se relajó. "Sí. Supongo que lo estamos". Dijo, dando otro apretón a la mano de Shane.

"¿Y qué pasa con las chicas?" Preguntó Mark.

"Sólo hay que ver lo que pasa". Se encogió de hombros Nicky. "No me siento tan culpable ahora que sé que no estamos casados". Miró a Shane. "Pero sé que quiero estar con Shane, así que supongo que realmente tengo que hablar con Gina".

"Voy a sugerirle a Gillian que nos separemos". Por alguna razón Shane se sintió culpable al decirlo aunque Kian le estaba animando a estar con Nicky.

Kian sonrió. "Creo que serás más feliz".

Shane le devolvió una pequeña sonrisa. "Gracias." Le costaría años no sentirse culpable, pensó.

Mark se levantó. "Ahora, si no les importa, Kian y yo tenemos algunos asuntos pendientes que han interrumpido". Y se dirigió a la puerta.

Cuando la puerta se cerró tras ellos, Shane y Nicky se quedaron mirando, dándose cuenta de repente de lo que había dicho Mark. Mirándose el uno al otro con las cejas levantadas, corrieron a su habitación. Recordando poner el cartel de "No molestar" en la puerta esta vez.

FIN

Epílogo:

Gillian finalmente admitió que había estado teniendo una aventura con un ex novio y aceptó el divorcio para que Shane pudiera casarse con Nicky de verdad.

Georgina se alegró por Nicky de que finalmente hubiera conseguido a Shane y consintió el divorcio.

Mark y Kian finalmente anunciaron que había más de una pareja en Westlife.
Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




The Morning After [Shnicky] Empty
MensajeTema: Re: The Morning After [Shnicky]   The Morning After [Shnicky] Empty

Volver arriba Ir abajo
 
The Morning After [Shnicky]
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
ShNicky Novels :: Novels :: Only Shnicky-
Cambiar a: